Terapia craneosacral

Ultima actualizacion: marzo 9th, 2017 at

Terapia craneosacral: Es una forma suave de manipulación del sistema cráneo-sacral, que incluye los tejidos blandos y huesos de la cabeza (cráneo), el final de la columna vertebral (la zona sacra), y la pelvis que normalmente es practicada por fisioterapeutas, masajistas, quiroprácticos y terapeutas.

El terapeuta también trabaja en las membranas que rodean a estos huesos y el líquido cefalorraquídeo que baña el cerebro y la médula espinal.

Aunque el terapeuta utiliza un toque tan ligero que muchos pacientes no se dan cuenta de la manipulación, la mayoría de dicen senirse profundamente relajados después del tratamiento.

A diferencia de muchas otras modalidades, la terapia craneosacral no reclama orígenes antiguos o exóticos.

Fue descubierta en 1930 por William Garner Sutherland, un osteópata americano y discípulo de Andrew Taylor Still, fundador de la osteopatía.

Sutherland dedicó casi 20 años para explorar el concepto de que los huesos del cráneo están diseñados y formados para permitir el movimiento.

Las teorias de Sutherland fueron ignoradas por años por la comunidad médica y científica, pero fueron restablecidas en 1970 por el médico osteópata John E. Upledger.

Con un equipo de científicos de la Universidad del Estado de Michigan, Upledger se dispuso a confirmar la existencia de movimiento del hueso craneal y aunque todavía no se considera concluyente por muchos médicos y científicos, la investigación del Dr. Upledger junto con lo realizado por otros investigadores de Europa y Rusia ha sido suficiente como para inspirar a una nueva generación de profesionales a abrazar esta practica.

Por ley, los terapeutas craneosacrales no se les permite hacer un diagnóstico médico, por lo tanto, la técnica no debe confundirse con la osteopatía craneal, un método diagnóstico y terapéutico de tratamiento que tiene principios similares, pero que es practicada por médicos y cirujanos altamente capacitados y especializados en osteopática, así como algunos dentistas.

¿Cómo funciona?

Los practicantes terapia craneosacral creen que el movimiento del líquido cefalorraquídeo dentro y alrededor del sistema nervioso central crea un ritmo vital que no es menos importante para la salud que los latidos del corazón o la respiración.

Ellos sostienen que los problemas de salud se desarrollan, cuando se producen bloqueos causados por lesiones traumáticas, o disfunciones en otras partes del cuerpo.

Tales perturbaciones, evitan que el cráneo, la columna vertebral y las membranas que encierran el cerebro y la médula espinal se expandan o contraigan para acomodar el flujo y reflujo natural de líquido cefalorraquídeo.

Este flujo y reflujo se llama impulso rítmico craneal y los practicantes afirman que la terapia craneosacral restablece el flujo normal de estos líquidos y por lo tanto restaura la salud.

¿Que puede esperar?

En una sesión típica, el médico le pedirá al paciente, tumbarse boca arriba o boca abajo sobre una mesa especialmente diseñada.

La terapia se inicia mediante toques ligeros en varias partes del cuerpo, especialmente el cráneo, la columna vertebral y la pelvis, el terapeuta “palpa” , cada área, para detectar movimiento y buscar fluctuaciones del impulso rítmico craneal.

El practicante, manipula suave y uniformemente los huesos y tejido blando para eliminar los bloqueos y corregir el flujo del líquido cefalorraquídeo.

Una sesión suele durar de 20 minutos a una hora. Algunos problemas de salud menores, como dolor de cabeza tensional, pueden resolverse en una sola sesión. condiciones más complejas, como migrañas y sinusitis crónica, por lo general requieren varias sesiones semanales.

Beneficios de la terapia craneosacral

El líquido cefalorraquídeo baña el cerebro y el sistema nervioso central son una rica mezcla de proteínas, electrolitos, aminoácidos y otros nutrientes esenciales.

Los Practicantes afirman que cuando el sistema craneosacral está correctamente alineado, el sistema nervioso central puede entregar eficientemente estas sustancias para el resto del cuerpo.

La limpieza de bloqueos, durante la terapia craneosacral puede ayudar a:

  • Impulsar el bienestar general
  • Reducir el estrés
  • Mejorar la calidad del sueño
  • Aumentar los niveles de energía
  • Mejorar el funcionamiento de todos los órganos del cuerpo.

Aunque hasta ahora no hay ensayos clínicos significativos que hayan puesto a prueba estas afirmaciones, los informes anecdóticos de pacientes describen un éxito considerable de la terapia craneosacral en el tratamiento de una amplia variedad de dolencias comunes, incluyendo dolores de cabeza, mareos, zumbido de oídos, y sinusitis.

Perfil del profesional en terapia craneosacral.

Los practicantes de la terapia craneosacral suelen ser profesionales en otras ramas afines como terapeutas físicos o quiroprácticos. Sin embargo es importante encontrar un profesional con especialización formal en el método craneosacral.

Si su problema es grave, lo mas recomendable es consultar con un doctor en osteopatia que haya sido entrenado en terapia craneosacral.

La terapia craneosacral en bebés y niños:

El uso de esta terapia en el tratamiento de bebes y niños, es una área de la terapia craneosacral bastante controvertida.

Muchos practicantes afirman que los bebés y los niños pequeños responden particularmente bien a esta terapia porque los huesos de sus cráneos son más móviles que los de un adulto.

Sostienen que la intervención temprana puede corregir de manera permanente distorsiones del cráneo o la columna vertebral causadas por un parto difícil . Además, los informes anecdóticos sugieren que la terapia craneosacral pueden ser útiles para el tratamiento de infecciones del oído y cólicos en recién nacidos.

Si usted está considerando esta terapia para su niño o bebe, consulte con un médico especializado en osteopatía (no es un terapeuta) especializado en el método craneosacral para niños.

Precauciones

Mientras que ha habido pocos informes de lesiones de la terapia craneosacral, los críticos expresan su preocupación de que cualquier manipulación podría hacer daño a los delicados huesos del cráneo, de bebes y recién nacidos.

Los practicantes sostienen que esta técnica es una de las terapias alternativas más seguras, ya que es un método de manipulación muy suave y no invasivo cuando se practica por un médico calificado.

Si alguna vez ha tenido una hemorragia cerebral o un aneurisma, consulte con su médico antes de someterse a la terapia craneosacral.

Esta terapia no se recomienda para que amenazan la vida como enfermedades del corazón, cáncer o emergencias médicas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Como Usa Google la Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies