Rolfing

Ultima actualizacion: marzo 9th, 2017 at

Rolfing: Masaje orientado a los tejidos profundos que fue creado por Ida P. Rolf, Ph.D., en la década de 1930. La Dra. Rolf,  fue influenciada por sus conocimientos del Hatha yoga, la técnica Alexander, la osteopatía y la homeopatía mientras desarrolló esta terapia.

Inicialmente, denomino a su técnica “integración estructural” (SI en ingles), porque se ocupaba de la forma en que las funciones del cuerpo son afectadas por su estructura, sin embargo, no pasó mucho tiempo, para que su técnica comenzara a llamarse  “Rolfing”.

En 1971, la Dra. Rolf estableció el Rolfing® Integracion Estructural,  cuya sede principal se encuentra en Boulder, Colorado, con institutos adjuntos en Munich, Alemania, y Sao Paulo, Brasil, que se encargan de supervisar la estandarización del método y la formación de profesionales, conocidos como Rolfers.

Hoy en día, el Rolfing se emplea principalmente para ayudar a reducir el estrés, mejorar la movilidad, corregir problemas posturales y reducir el dolor musculo esquelético y de espalda. Los autores sugieren que también puede aliviar una variedad de otras enfermedades .

¿Cómo funciona?

El Rolfing basa su efectividad en la premisa de que el estrés físico y emocional pueden hacer que el cuerpo pierda su alineación vertical lo que provoca que los músculos y el tejido conectivo conocido como fascia se torne rígido e inflexible. (La Fascia es una membrana que recubre el músculo y lo conecta al hueso.)

Estos problemas pueden conducir a más estrés, enfermedad, y pérdida del bienestar general.

El Rolfing pretende realinear el cuerpo mediante el uso de masaje y presión intensa sobre el músculo para estirar la fascia acortada y lograr que se vuelva más suave y flexible, restaurando su equilibrio natural en relación a los músculos, tendones y huesos.

Los terapeutas aseguran que la presión de sus nudillos, rodillas, codos o dedos en este tejido conjuntivo (fascia), libera el estrés y la tensión profundamente arraigada, lo que en ultima instancia termina por mejorar el movimiento, la postura y en general la salud fisica y emocional.

¿Que puede esperar?

La primera consulta con el terapeuta, es probable que comience con el análisis de su historial médico, incluyendo cualquier lesión antigua, como fracturas o esguinces.

La conversación puede también incluir temas relativos a la forma en que usted maneja el estrés.

El Rolfer probablemente le pedirá que se quede en ropa interior y se acueste en una mesa de masaje para el tratamiento.

El tratamiento en sí comienza con la manipulación de la mitad superior de su cuerpo para liberar las restricciones alrededor de la caja torácica.

Esto le ayudará a respirar más fácilmente, y es lo que marca la pauta para las siguientes sesiones.

Por lo general, el tratamiento completo de Rolfing consta de 10 sesiones de 60 a 90 minutos cada una.

Las primeras 4 sesiones se conocen como “manga”, que por lo general se centran en las capas superficiales de la fascia. Estas capas están asociadas con los músculos que se encuentran cerca de la superficie del cuerpo.

Las siguientes 4 sesiones implican la fascia y los músculos más profundos, y se llaman sesiones de “núcleo”.

Las ultimas 2 sesiones sintetizan el trabajo de las sesiones anteriores y se llaman sesiones de “integración”

A medida que avanzan las sesiones, estas implicarán una creciente intensidad en la presión que el terapeuta hace sobre la fascia; esto y debido a que el Rolfer está trabajando tan profundamente, el tratamiento puede ser doloroso, pero nunca debe ser insoportable y usted deberá sentirse relajado y con energía después de cada sesión.

En los últimos años, los Rolfers avanzados han sido actualizados en nuevos procesos que ponen menos énfasis en el modelo de 10 sesiones, para ocuparse en una amplia variedad de terapias manuales, incluyendo la manipulación craneal, visceral y conjunta.

Beneficios del rolfing

En realidad existen pocos estudios controlados de Rolfing, sin embargo los profesionales de este método, sostienen que puede aumentar la movilidad, facilitar la respiración, aliviar el estrés, aumentar la energía, y en general, mejorar el bienestar general del paciente.

Muchos pacientes encuentran que el Rolfing alivia el dolor crónico de espalda, cuello, hombro y articulaciones, el dolor de cabeza así como el dolor de lesiones causadas por esfuerzos repetitivos.

Algunos defensores también informan que el Rolfing ayuda en la solución de problemas digestivos y asma.

Debido a su claro enfoque en problemas musculares, esta terapia se incluye a menudo en programas de tratamiento y prevención de medicina deportiva.

Perfil del terapeuta

En muchos casos el Rolfing es realizado por un médico, fisioterapeuta o quiropráctico. El programa básico de certificación para Rolfers toma de 1 a 2 años .

Precauciones

Es importante tener en cuenta que aunque los terapeutas de Rolfing buscan ayudar a liberar el estrés y la tensión, no son psicoterapeutas y no están capacitados para tratar problemas emocionales profundamente arraigados.

Evite esta terapia si usted sufre de artritis reumatoide u otras afecciones inflamatorias graves.

Si usted tiene más de tres meses de embarazo, debe trabajar únicamente con un profesional de alto nivel que tenga experiencia en modificar las técnicas habituales para su seguridad y comodidad durante el embarazo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Como Usa Google la Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies