Vitamina K2

Vitamina K2 también conocida como menaquinona, es un micronutriente esencial recientemente descubierto que atrae la atención de los investigadores, y complementa a los usuarios por su amplia gama de potenciales aplicaciones.

Descubierta en la década de 1920, los científicos alemanes que informaron su descubrimiento, la llamaron Koagulations-vitamin, o en su forma abreviada vitamin K por su papel fundamental en la coagulación de la sangre, siendo esta propiedad, la razón por la que obtuvo su nombre

La vitamina K es similar a la vitamina B, porque es más una familia de nutrientes que un solo compuesto: vitamina K1 (Filoquinona) y vitamina K2 (Menaquinona).

La vitamina K1, se encuentra naturalmente en los vegetales de hojas verdes, mientras que la vitamina K2, se encuentra con mayor frecuencia en carnes, quesos, huevos, productos lácteos fermentados y otros alimentos fermentados como el natto

La vitamina K2 también se conoce como:

  • Menaquinona
  • Menaquinona
  • Menaquinona-4
  • Menaquinona-7
  • MK-4
  • MK-7
  • MK-7
  • MK-8
  • MK-9
  • Vitamina soluble en grasa

Usos y beneficios

Aunque la coagulación sanguínea sigue siendo la función más conocida de la vitamina K, la vitamina K2 en particular juega un papel muy específico en la salud ósea y cardiovascular.

Como parte de la familia K de las vitaminas, la vitamina K2 es liposoluble y ayuda al cuerpo a utilizar eficientemente el calcio, al activar diferentes proteínas K-dependientes.

La vitamina K2, también parece tener un importante papel en la salud de la piel, la función cerebral, y la prevención del cáncer, entre otras propiedades.

De hecho, la vitamina K2 tiene tantas funciones no asociadas con la vitamina K1, que muchos investigadores insisten en que las vitaminas K1 y K2 deben considerarse como dos vitaminas completamente distintas.

Tipos de vitamina K2

Al igual que existen varias formas de vitamina K, también existen diferentes tipos de vitamina K2.

Dos de los tipos más conocidos y usados en forma de suplemento son la menaquinona-4 (MK-4) y la menaquinona-7 (MK-7).

La MK-4 es rara como suplemento porque tiene una vida útil muy corta. Esto significa que el cuerpo tiene una limitada ventana de tiempo para utilizar el nutriente, por lo que se requieren varias dosis durante el día para que valga la pena.

Por lo tanto, si usted compra un suplemento de K2, es muy probable que este adquiriendo MK-7.

El suplemento MK-7 se deriva a menudo de un proceso de fermentación bacteriana, que ofrece una serie de posibles beneficios para la salud.

El nutriente se extrae de un producto de soya fermentado llamado natto.

Características bioquímicas

La familia de la Vitamina K consiste en un grupo de vitaminas liposolubles que se dividen en vitamina K1, una molécula (filoquinona) y vitamina K2, un grupo de moléculas (menaquinonas).

Las menaquinonas es el nombre de grupo para una familia de compuestos relacionados, y generalmente subdivididos en menaquinonas de cadena corta (con la MK-4 como la más importante desde el punto de vista nutricional) y menaquinonas de cadena larga, de las cuales la MK-7, MK-8 y MK-9, son las más reconocidas en términos nutricionales.

Las vitaminas K1 y K2 son similares en estructura. Comparten un anillo “quinona”, pero difieren en la longitud y el grado de saturación de la cola de carbono y el número de cadenas laterales.

El número de cadenas laterales (unidades de isopreno) se indica en el nombre de la menaquinona particular.

Por ejemplo, MK-7 denota 7 unidades de isopreno unidas a la cola de carbono; y esto influye en su transporte a diferentes tejidos diana.

Cómo funciona la vitamina K2

La función de las vitaminas K es única entre otras vitaminas.

Como se menciona anteriormente, las vitaminas K principalmente se conocen por su actividad en la coagulación de la sangre, pero ahora se sabe que la vitamina K2 es esencial para que el cuerpo utilice de manera óptima el calcio (necesario para formar huesos fuertes y dientes sanos), e inhiba los depósitos de este mineral en el sistema circulatorio y otros órganos.

La vitamina K2 activa ciertas proteínas en el cuerpo, como la osteocalcina en los huesos, la proteína Matrix Gla (MGP) en las arterias y los factores de coagulación en el hígado.

Esto relaciona a la deficiencia de vitamina K2, con lo que se conoce como la “paradoja del calcio”.

La paradoja del calcio se refiere básicamente a la excesiva acumulación de calcio en el sistema circulatorio y otros órganos, en vez de llegar a los huesos, resultando en un sistema óseo debilitado, y arterias rígidas e inelásticas.

Sin la vitamina K2, dichas proteínas permanecen inactivas, y estos procesos normalmente saludables se ven muy comprometidos.

¿Qué tan importante es el consumo de vitamina K2?

Según los expertos, muy importante.

Los beneficios de la vitamina K2 se basan en dos razones fundamentales relacionadas con la manera en que la MK-7 y la MK-4 funcionan en el cuerpo.

La primera, es la diferencia en que el cuerpo asimila la vitamina K2 y K1:

Manera en que el cuerpo asimila la vitamina K2 y K1

La vitamina K1 viaja al hígado más eficazmente que a los huesos o vasos sanguíneos.

El hígado es donde la vitamina K interviene para que las proteínas participen en la coagulación de la sangre, lo que hace a la vitamina K1 más eficiente para cumplir dicho objetivo, que para proporcionar otros beneficios en la salud.

En cambio, la MK-7 es una forma de vitamina K2 mucho más efectiva en llegar a los huesos en comparación con la vitamina K1.

Esto no solo hace que sea buena para los huesos. Los huesos usan vitamina K para producir una hormona conocida como osteocalcina, que mejora la salud metabólica y hormonal y aumenta el rendimiento en el ejercicio.

Por lo tanto, la MK-7 es mucho más compatible con estos beneficios que la vitamina K1.

Además, la cantidad de MK-7 que llega al hígado, permanece activa por más tiempo que la vitamina K1 antes de descomponerse.

Como resultado, la MK-7 es incluso mejor que la K1 para ayudar a la coagulación de la sangre.

La MK-4, otra forma vitamina K2, es absorbida por los tejidos muy rápidamente después de haberla consumido.

Sin embargo, aunque no es tan eficiente para alcanzar el hígado y los huesos, si es más efectiva para llegar a otros tejidos.

Esto se traduce en una mayor protección contra los depósitos de calcio, el desarrollo de cáncer y el apoyo en la producción de hormonas, a través de sus acciones directas dentro de los órganos sexuales.

La segunda razón que respalda la importancia de la vitamina K2, es que, la MK-4 regula la expresión génica de una manera en que no lo hacen otros tipos de vitamina K:

Regulación de la expresión genética

La mayoría de personas piensa en los genes como una característica biológica que se hereda de los padres, pero en realidad, se trata más de cómo se expresan, es decir, lo que hacen las células con la información transmitida por dichos genes, que en ultimas, es lo que determina en gran medida, la salud del individuo.

La MK-4 activa algunos genes y desactiva otros.

Por ejemplo, en los órganos sexuales, enciende los genes implicados en la producción de hormonas sexuales.

En otra amplia variedad de células, activa los genes que las mantienen saludables y desactiva los genes que podrían hacer que dichas células se vuelvan cancerosas.

Por lo tanto, se cree que la MK-4 juega un papel importante en la protección contra el cáncer y la salud sexual.

Esta función especial de la MK-4 probablemente explica por qué todos los animales descomponen otras formas de vitamina K en MK-4, y la razón por la que ningún animal sintetiza ninguna otra forma de vitamina K.

También explica la existencia de la MK-4 y el poco o ningún contenido de otras formas de vitamina K en alimentos principalmente de origen animal.

Los humanos, también convierten otras formas de vitamina K a MK-4 lo que plantea el siguiente interrogante:

¿Es necesario suplementarse con vitamina K2, si en teoría el cuerpo la produce por sí mismo?

Muchos expertos piensan que sí, y se fundamentan en varias razones por las que no se debe confiar en dicha conversión:

En primer lugar, no se sabe mucho sobre la conversión de otras formas de vitamina K, pero parece ser ineficiente y variar según la genética y estado de salud de la persona.

En segundo lugar, las estatinas que disminuyen el colesterol y ciertos medicamentos para la osteoporosis inhiben la conversión, lo que hace que el proceso sea menos confiable en las personas que toman estos medicamentos.

En tercer lugar, la investigación muestra que la vitamina K2 es mejor que la vitamina K1, para respaldar muchos de los beneficios en la salud humana.

Esto lleva a que muchos expertos concluyan que, si el cuerpo pudiera convertir de manera confiable y eficiente, tanto la vitamina K2 como la K1, no se observaría dicha superioridad en los beneficios de la vitamina K2.

Beneficios

Con un significativo cuerpo de evidencia clínica, la vitamina K2 demuestra su importancia crucial, en la lucha contra unas de las enfermedades más comunes y devastadoras de la actualidad: la osteoporosis y la enfermedad cardiovascular.

Estas condiciones son la causa más común de muerte en todo el mundo, y ambas pueden estar relacionadas con una deficiencia de vitamina K2.

Otro aspecto importante de la vitamina K2, es que hasta el momento se han identificado 17 proteínas dependientes de esta vitamina.

Por esta razón, muchos expertos en salud y nutrición la reconocen como una vitamina esencial y uno de los micronutrientes más importantes para mantener el cuerpo funcionando adecuadamente.

Entre los beneficios potenciales de la vitamina K2 se encuentran:

  • Incrementa la densidad ósea
  • Promueve una buena salud cardiovascular
  • Reduce la inflamación crónica
  • Aumenta la sensibilidad a la insulina.
  • Promueve la salud sexual al optimizar la producción de hormonas sexuales
  • Incrementa el rendimiento durante el ejercicio
  • Protege contra el cáncer por su actividad antitumoral
  • Promueve la agudeza mental y la salud del cerebro

Eficacia

Algunas aplicaciones terapéuticas en la medicina alternativa, pueden carecer de soporte científico por diversas razones.

Esta falta evidencia, no necesariamente significa que un suplemento o hierba medicinal sea ineficaz como remedio o terapia complementaria en el tratamiento de ciertas condiciones.

Sin embargo, teniendo en cuenta que en la mayoría de casos, las personas usan estos productos debido a promociones agresivas de marketing o extrapolaciones exageradas de estudios en animales o laboratorio; consideramos que la evidencia de su efectividad clínica es UNA GUIA IMPORTANTE en cualquier decisión que usted tome a cerca de su salud.

OBSERVACION: la eficacia o ineficacia de la vitamina K2 en el tratamiento de las condiciones relacionadas a continuación, se basa estrictamente en evidencia científica, y estudios clínicos en humanos.

La razón de esto es que muchos compuestos e ingredientes que resultan prometedores en animales o invitro, no funcionan en seres humanos y la gravedad de sus efectos secundarios y contraindicaciones es desconocida.

Por favor tenga en cuenta que, aunque en cierto modo, el grado de eficacia podria interpretarse como un nivel de recomendación, este sitio NO ESTA RECOMENDANDO el uso de la vitamina K2 en ningun tratamiento o terapia especifica.

Si decide usar este suplemento, le recomendamos consultar con su médico y prestar especial atención a sus efectos secundarios, contraindicaciones e interacciones.

Mas información en advertencias y uso seguro de suplementos

Eficaz

Existe una sólida evidencia científica que demuestra la eficacia de la vitamina K2 en los siguientes usos:

Aumento de la densidad ósea

Hasta el 90% de la totalidad de la masa ósea se adquiere a los 18 años en las mujeres y a los 20 años en los hombres.

A medida que pasan los años, la probabilidad de desarrollar una enfermedad ósea (como la osteoporosis), está estrechamente relacionada con la cantidad de masa ósea acumulada antes de los 30 años.

Esto crea la necesidad, de adoptar hábitos que fortalezcan el sistema óseo desde que se es un adulto joven.

Se estima que solo un 10% de aumento en la densidad ósea reduce en un 50%, el riesgo de fracturas por osteoporosis en la vida adulta y la vejez.

Los siguientes hallazgos relacionan a la vitamina K2 con el aumento de la densidad ósea:

  • Dosis bajas de los suplementos de MK-7 ayudaron a prevenir la pérdida ósea en mujeres posmenopáusicas. [1]
  • En el transcurso de un año, la suplementación con 45 mg al día de MK-4, previno las pérdidas en la densidad mineral del hueso espinal, en relación con ningún tratamiento en mujeres posmenopáusicas. [2]
  • La suplementación de 45 mg de MK-4 diarios durante 2 años en personas con osteoporosis, redujo la tasa de fracturas y previno las pérdidas de densidad mineral ósea en la región espinal. [3]
  • La administración de 1,5 mg al día de MK-4 durante un año en mujeres posmenopáusicas japonesas, no modifico la densidad mineral ósea, pero se experimentó disminución en el grupo del placebo. [4]
  • La suplementación de 45 mg de MK-4 al día durante 24 meses en mujeres posmenopáusicas con cirrosis biliar primaria, atenuó el porcentaje de pérdida ósea. [5]
  • La administración de 45 mg de MK-7 al día durante 24 meses, incrementaron significativamente la densidad mineral ósea, en relación con el grupo de control, que experimentó un descenso en la DMO durante el ensayo. La terapia combinada de vitamina K2 y vitamina D, superó a la terapia con vitamina K2 por sí sola, pero se observó un alto grado de variabilidad. [6]
  • La suplementación de 15 mg de MK-4 al día durante 1 año, redujo la pérdida ósea inducida por glucocorticoides en personas con glomerulonefritis crónica, en relación con el grupo control, lo que sugirió un efecto conservador de los huesos. [7]
  • La administración del suplemento MK-7 durante un año después de una cirugía de trasplante cardíaco o pulmonar, redujo la perdida mineral ósea en comparación al grupo de control. [8]
  • La administración de 45 mg diarios de MK-4 en mujeres posmenopáusicas durante 10 meses, aumento la densidad mineral ósea, en comparación al grupo de control, que recibió placebo más 1,500 mg de carbonato de calcio. [9]
  • La suplementación de 45 mg de MK-4 al día, durante un período de 3 años en mujeres posmenopáusicas, con al menos 5 años en la menopausia al inicio del ensayo, aumento la circunferencia mineral ósea pero no afecto la densidad. Sin embargo, aunque técnicamente no fue un aumento de densidad ósea, los autores notaron que el resultado final tuvo un efecto protector contra fracturas y caídas. [10]

Mejoramiento del metabolismo óseo

La vitamina K2 activa una proteína producida por la osteocalcina (células óseas), que une los iones de calcio a la matriz mineral ósea.

La deficiencia de vitamina K2, hace que la osteocalcina permanezca inactiva, lo que evita que el calcio se use en el fortalecimiento de los huesos.

Los siguientes hallazgos relacionan a la vitamina K2 con el mejoramiento en el metabolismo óseo:

  • El tratamiento con vitamina K2 podría promover la formación de hueso, al menos tal como se mide bioquímicamente en los sujetos de estudio. [11]

Probablemente eficaz

Existe evidencia científica y ensayos clínicos en humanos, sin embargo, se requieren estudios adicionales, para tener una base científica sólida de la eficacia de la vitamina K2 en los siguientes usos:

Prevención de enfermedades cardiovasculares

A nivel mundial, las enfermedades cardiovasculares (ECV) son responsables de casi 1 de cada 3 muertes.

Las ECV generalmente se desarrollan durante décadas, y se caracterizan por arterias obstruidas y endurecidas debido a depósitos de placa, en los que el calcio es el principal componente mineral.

La proteína Matriz Gla- (MGP) es reconocida como el inhibidor más potente de la calcificación vascular en la actualidad y depende de la vitamina K2 para dicha función

Los estudios demuestran que puede inhibir, e incluso revertir la calcificación vascular inducida.

Durante mucho tiempo se pensó que la calcificación era una consecuencia desafortunada e inevitable del envejecimiento, pero estudios recientes demuestran que la calcificación arterial es un proceso activamente regulado.

Se ha demostrado que los tejidos arteriales sanos contienen 100 veces más vitamina K2 que las arterias calcificadas, lo que significa que las personas pueden proteger activamente su sistema cardiovascular, al obtener las cantidades adecuadas de vitamina K2.

Los siguientes hallazgos relacionan a la vitamina K2 con la prevención de enfermedades cardiovasculares:

  • Una ingesta alta de vitamina K2 en la dieta, pero no de vitamina K1, tuvo un fuerte efecto protector sobre la salud cardiovascular (estudio de Rotterdam 2004). El riesgo de calcificación arterial y enfermedad cardiovascular se redujo hasta en un 50% al consumir alimentos ricos en vitamina K2 (al menos 32 μg por día) sin efectos secundarios indeseables. [12]
  • Se confirmaron los resultados del estudio de Rotterdam del 2004 y, se encontró que la vitamina K2 disminuye el riesgo de enfermedad coronaria en un 9% por cada 10 μg de vitamina K2 consumida. [13]
  • Se encontraron beneficios sustanciales en la prevención de la rigidez arterial relacionada con la edad, lo que resultó en un aumento de la VOP (velocidad de la onda de pulso) en el grupo placebo, pero no en el grupo de vitamina K2. También se demostró que la vitamina K2 no solo impedía la rigidez, sino que también producía una mejora estadísticamente significativa sin precedentes de la elasticidad vascular, medida con técnicas de ultrasonido y PWV. [14]

Suplementación de calcio con deficiencia de K2 y el riesgo de ECV.

Muchos médicos recomiendan suplementos de calcio a mujeres posmenopáusicas para ayudar a prevenir o tratar la osteoporosis.

La pregunta es si deberían hacerlo, especialmente si las mujeres posmenopáusicas son deficientes en vitamina K2, lo que puede ponerlas en riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

El calcio es el principal mineral presente en la matriz ósea, pero complementarlo no necesariamente da como resultado huesos más fuertes, si se acumula en venas y arterias en lugar de hacerlo en los huesos.

Se necesitan más estudios para responder a esta pregunta sobre la eficacia y la seguridad de los suplementos de calcio, en los casos de mujeres posmenopáusicas con deficiencia en vitamina K2.

Según la literatura científica actual, los suplementos de calcio probablemente no deberían recomendarse. Un meta análisis a gran escala publicado en la edición de diciembre de 2007 del American Journal of Clinical Nutrition, encontró que los suplementos de calcio no reducen el riesgo de fractura de cadera en hombres o mujeres; de hecho, puede aumentarlo.

Posiblemente eficaz

Existen pocos estudios y evidencia científica en humanos, para evaluar la eficacia de la vitamina K2 en los siguientes usos:

Disminución de la incidencia de fracturas en la osteoporosis

La osteoporosis es la enfermedad ósea más común que afecta tanto a mujeres como a hombres.

El sistema óseo de las personas que sufren de osteoporosis se vuelve frágil, lo que provoca fracturas resultantes de caídas o golpes leves.

Las caídas y los golpes que no dañarían a una persona con huesos sanos, pueden hacerlo cuando se tiene osteoporosis. Los médicos denominan a estas lesiones trauma bajo o fractura por fragilidad.

La osteoporosis afecta a todos los huesos del cuerpo, y las fracturas por fragilidad se producen con mayor frecuencia en la cadera, la columna vertebral, la muñeca o el hombro.

Otro hecho desafortunado, es que las personas con osteoporosis que sufren una primera fractura, tienen mayor riesgo de sufrir nuevas lesiones.

Los siguientes hallazgos relacionan a la vitamina K2 con la prevención en la incidencia de fracturas por osteoporosis:

  • La suplementación con MK-7 previno eficazmente la aparición de nuevas fracturas. [3]

Cáncer de hígado

El cáncer de hígado también llamado cáncer hepático, es una enfermedad que ocurre cuando las células en el hígado se vuelven anormales en apariencia y comportamiento.

Las células cancerosas destruyen los tejidos normales adyacentes y se diseminan a otras áreas del hígado y otros órganos.

Las células malignas o cancerosas que se desarrollan en las células normales del hígado (hepatocitos), son denominadas como carcinoma hepatocelular.

El cáncer que surge en los conductos del hígado se llama colangiocarcinoma.

Los siguientes hallazgos relacionan a la vitamina K2 con la recurrencia y supervivencia de pacientes con carcinoma hepatocelular:

  • La suplementación de 45 mg al día de MK-4 durante 60, 36 y 12 meses, mejoro las tasas de supervivencia a 78.3%, 58.1% y 31.0% respectivamente, mientras que, en el grupo de control, todas las personas fallecieron antes del mes 36. [15]
  • En este mismo estudio, las tasas de recurrencia mostraron una fuerte tendencia hacia la reducción, pero no fueron estadísticamente significativas. [15]
  • Las tasas de recurrencia en personas suplementadas con 45 mg de MK-4 al día, fueron del 12.5% a los 12 meses, 39.0% a los 24 meses y 64.3% a los 36 meses, lo que superó de manera significativa, los resultados en el grupo de control. [16]
  • En este mismo estudio, las tasas de supervivencia mostraron una tendencia muy fuerte a mejorar, pero no alcanzaron significación estadística. [16]

Resistencia a la insulina

La insulina es una hormona esencial para el uso de la glucosa como energía y es producida por las células beta del páncreas.

Estas células están diseminadas por todo el páncreas en pequeños grupos conocidos como islotes de Langerhans.

La insulina producida se libera en el torrente sanguíneo, desencadenando múltiples reacciones en el cuerpo, relacionadas con el metabolismo de carbohidratos (azúcares y almidones), lípidos (grasas) y proteínas.

La resistencia a la insulina (RI) es una condición, en la cual las células del cuerpo se vuelven resistentes a los efectos de la insulina.

Es decir, se reduce la respuesta normal a una cantidad dada de insulina. Como resultado, se necesitan niveles más altos de insulina y el páncreas lo compensa al producir más insulina.

Con la resistencia a la insulina, el páncreas produce más y más insulina, hasta que ya no puede producir suficiente para suplir las demandas del cuerpo.

La resistencia a la insulina es un factor de riesgo para el desarrollo de diabetes y enfermedades del corazón.

Los siguientes hallazgos relacionan a la vitamina K2 con la resistencia a la insulina:

  • La suplementación de 10 mg MK-4 tres veces al día (30 mg en total) durante 4 semanas en hombres jóvenes sanos, mejoro la sensibilidad a la insulina asociada con un mejor estado de vitamina K (carboxilación de osteocalcina), pero sin cambios aparentes en la glucosa sanguínea medida en ayunas. [17]
  • Se observó una asociación entre la deficiencia relativa de vitamina K con mayores picos de insulina después de las comidas (más de 120 minutos), y esta elevación anormal se normalizo con la administración de suplementos de vitamina K2 (MK-4). [18]

Efectos secundarios

No se tiene evidencia suficiente para determinar con seguridad la ausencia de efectos secundarios potencialmente graves.

Sin embargo, su actividad farmacológica hasta ahora reportada indica que las altas dosis de vitamina K2 podrían causar los siguientes síntomas y efectos secundarios:

Deficiencia de vitamina E

Las vitaminas E y K se descomponen por vías similares.

Las dosis altas de cualquiera de estas vitaminas, provocan un aumento en estas vías catabólicas, activando un receptor común conocido como receptor esteroide y xenobiótico (SXR) o el receptor X de pregnano (PXR).

Como resultado, una dosis alta de vitamina K podría contribuir a la deficiencia de vitamina E.

Inhibición de la actividad antioxidante en el cuerpo

Una pequeña porción de vitamina K se descompone en un compuesto conocido como menadiona.

Parte de la menadiona se usa para sintetizar la MK-4, pero las concentraciones altas son tóxicas.

Por lo tanto, el cuerpo procesa una porción de menadiona, para que a través de un antioxidante maestro y desintoxicante celular denominado glutatión, el complejo se excrete través de la orina.

Por lo tanto, las altas dosis de vitamina K podrían reducir el glutatión. Esto perjudica la desintoxicación, y junto con el agotamiento de la vitamina E dañaría la actividad antioxidante en el cuerpo.

Inhibición de la resorción ósea

Si bien la resorción ósea suena como algo malo, el cuerpo la necesita para ayudar a los huesos a remodelarse, adaptar su estructura al estilo de vida y mantener los niveles sanguíneos de calcio con precisión, dentro de un rango controlado.

Las altas dosis de la vitamina K2 podrían hipotéticamente evitar la resorción ósea perjudicando algunos procesos bioquímicos del cuerpo entre los que se incluyen:

  • Control del azúcar en sangre
  • Sensibilidad a la insulina
  • Tasa metabólica y
  • Producción de testosterona en los hombres

Estos posibles efectos secundarios, proporcionan una base importante, para tener precaución al usar dosis fuera del rango nutricional.

Otros efectos secundarios de la vitamina K2 (MK-7) incluyen:

  • Rigidez muscular
  • Disminución del apetito
  • Disminución de movimiento o actividad
  • Dificultad para respirar
  • Hígado agrandado
  • Hinchazón del cuerpo
  • Irritabilidad
  • Ojos o piel amarillos

Estos efectos secundarios son posibles, pero no siempre ocurren. Consulte a su médico si observa cualquiera de los síntomas anteriores, especialmente si no desaparecen.

Contraindicaciones y precauciones

Grado de Seguridad

La vitamina K2 es SEGURA cuando se obtiene de la dieta.

Los estudios clínicos de gran tamaño han demostrado que la suplementación de vitamina K2 por vía oral es PROBABLEMENTE SEGURA.

Contraindicaciones importantes

La hipersensibilidad a cualquier componente de la vitamina K es una contraindicación. Además, Se debe evitar el consumo de vitamina K2 en los siguientes casos y condiciones:

Enfermedades del riñón

Demasiada vitamina K puede ser dañina si está recibiendo tratamientos de diálisis, debido a una enfermedad renal.

Enfermedades del hígado

La vitamina K no es efectiva para tratar problemas de coagulación causados por una enfermedad hepática grave.

De hecho, las altas dosis de vitamina K pueden empeorar los problemas de coagulación en estas personas.

Precauciones especiales durante su uso

Existen preocupaciones de seguridad en personas que toman anticoagulantes recetados, y sus potenciales efectos secundarios son una razón importante para ser cuidadosos con las dosis altas, incluso en personas sanas.

Embarazo y lactancia

No hay suficiente evidencia científica en animales o humanos para concluir claramente los efectos de la vitamina K2 sobre el feto.

Por lo general, no se recomienda la administración de vitamina K a las madres antes de dar a luz.

La suplementación regular con vitamina K durante el embarazo (más allá de la ingesta dietética normal) puede aumentar el riesgo de ictericia en el recién nacido.

Durante la lactancia, la vitamina K se considera segura ya que se trasmite a los bebes en muy pocas cantidades a través de la leche materna.

Interacciones

Los efectos de la Vitamina K2 podrían cambiar si se combina con otros medicamentos o productos de venta libre.

Esto puede aumentar el riesgo de efectos secundarios o hacer que el medicamento no funcione adecuadamente.

Informe a su médico sobre todos los medicamentos, vitaminas, suplementos, y suplementos de hierbas que esté usando, para que le ayude a prevenir o controlar las interacciones.

Con medicamentos

Anticoagulantes

La vitamina K2 interactúa con los anticoagulantes usados más comúnmente en medicina: la Anisindiona, la Warfarina (Coumadin) y sus análogos, que como grupo se les conoce como 4-hidroxicumarinas.

Estos medicamentos actúan como antagonistas de la vitamina K, y es absolutamente crítico evitar realizar cambios en la dieta, o iniciar una suplementación que incremente la ingesta de vitamina K, excepto bajo la estricta supervisión del médico que prescribió la medicación.

Medicamentos procesados por el sistema enzimático del hígado

La vitamina K puede interferir con la forma en que el cuerpo procesa algunos medicamentos como la colestiramina y el colesevelam, que usan el sistema enzimático del hígado “citocromo P450”.

Como resultado, los niveles de estos medicamentos pueden alterarse en la sangre y cambiar los efectos previstos.

Medicamentos que interfieren en el metabolismo de la vitamina K

Algunos medicamentos pueden afectar la absorción o el metabolismo de la vitamina K. Entre estos se incluyen:

  • Antiácidos
  • Dactinomicina
  • Salicilatos (aspirina)
  • Tiratricol
  • Orlistat
  • Quinina
  • Colestiramina (Questran)
  • Rifampicina
  • Isoniazida

Antibióticos

Algunos antibióticos disminuyen las bacterias en el intestino humano, que sintetizan una pequeña cantidad del requerimiento humano de vitamina K.

Los antibióticos de amplio espectro, particularmente las sulfonamidas como el Bactrim, pueden reducir los niveles de vitamina K y aumentar el riesgo de deficiencia en las personas que no ingieren las cantidades adecuadas.

Con hierbas y suplementos

La vitamina K2 disminuye los efectos anticoagulantes de hierbas y suplementos con efectos similares a la warfarina, al disminuir los factores de coagulación producidos en el hígado.

En particular, esto se aplica a hierbas con componentes de cumarina entre las que se incluyen:

  • Alfalfa (Medicago sativa)
  • Ginseng americano (Panax quinquefolius)
  • Angélica (Angelica archangelica)

La vitamina K2 también puede interactuar con otras hierbas y suplementos que causan los siguientes efectos farmacológicos:

  • Antiinflamatorios
  • Antioxidantes
  • Anticonvulsivos
  • Adelgazantes

La vitamina K2 puede interferir con la forma en que el cuerpo procesa ciertas hierbas o suplementos, usando el sistema enzimático del hígado citocromo P450 y hierbas y suplementos que afecten la densidad ósea y el equilibrio hormonal.

Otras interacciones:

  • Vitamina A
  • Vitamina D
  • Vitamina E
  • Otros antagonistas de la vitamina K

Dosis

La dosis apropiada de vitamina K2 depende de varios factores tales como su edad, estado la salud, y otras condiciones.

Las siguientes dosis se fundamentan en datos anecdóticos, teorías científicas y pruebas clínicas limitadas.

Tenga en cuenta que los productos naturales no son siempre necesariamente seguros y las dosis pueden ser importantes.

Asegúrese de seguir las instrucciones en las etiquetas del producto.

Advertencia

El abandono, combinación o remplazo de un tratamiento médico por cualquier hierba, suplemento de origen natural o terapia integrativa, puede tener consecuencias negativas para su salud si no dispone de una guía profesional adecuada. Consulte siempre a su médico.

Dosis recomendada por vía oral

Actualmente, no hay recomendaciones oficiales sobre la vitamina K2.

Sin embargo, la recomendación actual para la vitamina K total, es de 120 microgramos diarios para hombres adultos, 90 microgramos diarios para mujeres adultas, 30 a 75 microgramos diarios para niños y adolescentes y 2 a 2.5 microgramos diarios para bebés.

En una dieta típica, la mayoría vendría en forma de vitamina K2.

Las dosis de vitamina K2 descritas a continuación, provienen de estudios científicos realizados en humanos y algunas recomendaciones para aquellas personas conscientes de su salud, que desean aprovechar la investigación científica de vanguardia, siempre y cuando su consumo se realice bajo supervisión médica.

En base al estado actual de las investigaciones, la mayoría expertos sugieren un consumo de 100 a 200 μg por día de vitamina K2 para adultos sanos.

La mayor parte de su beneficio probablemente proviene de los primeros 100 μg y en personas con un excelente estado de salud, existe consenso sobre mantener la ingesta de vitamina K2 en esta cantidad.

Sin embargo, para aquellos que desean recibir los beneficios potenciales que ofrece la vitamina K2, la recomendación es consumir alimentos o suplementos que lleven su ingesta más cerca de 200 μg.

Los pacientes con enfermedad renal crónica pueden requerir dosis altas como 480 μg por día y posiblemente mucho más altas.

Tenga en cuenta que las dosis altas y el uso de la vitamina K2 para tratar enfermedades, siempre debe hacerse bajo una estricta supervisión médica.

Alimentos con vitamina K2

La vitamina K2 se encuentra principalmente en productos de origen animal, como carne, lácteos, huevos, y alimentos fermentados como queso, yogur y natto, un plato tradicional japonés de soja fermentada.

Aunque no cumplen con las cantidades recomendadas, las yemas de huevo y el pollo, especialmente las piernas y muslos, también son buenas fuentes de vitamina K2.

4 huevos enteros proporcionan más de 20 μg y 100 gramos de pollo proporcionan 60 μg.

Una pequeña cantidad de vitamina K2 está presente en el colon, donde es sintetizada por la micro flora intestinal.

El queso cultivado como Gouda puede proporcionar hasta 50 mcg de vitamina K2 MK-7 por cada 100 g de queso consumido.

Nota

La vitamina K2 solo se encuentra en quesos “reales”, es decir, quesos no pasteurizados de corteza natural, y no de quesos o alimentos preparados a partir de cuajada de leche prensada, a menudo sazonada y envejecida (cheeze).

El procesamiento de estos quesos elimina la vitamina K2 y algunos de estos “cheezes” químicos no contienen vitamina K.

La fuente más rica de vitamina K2 natural es el natto, (100 gramos de natto tradicional contienen aproximadamente 950 μg) un plato tradicional japonés, que proporciona una variedad única de vitamina K2 como menaquinona-7 de cadena larga (MK-7), en su forma natural.

Solo 18 gramos diarios de natto en la dieta, suministran 200 μg de vitamina K2.

Otro alimento especialmente rico en vitamina K2 es el hígado de ganso, que suministra la misma cantidad de vitamina K2 del nato, al consumir 28 gramos diarios.

Sin embargo, estos alimentos son difíciles de conseguir.

Según algunos expertos, la dieta típica occidental contiene cantidades insuficientes de vitamina K2, lo que significa que aproximadamente el 30% de las proteínas activadas con esta vitamina permanecen inactivas.

Debido a esta deficiencia, los expertos recomiendan la administración de un suplemento.

Suplementos de Vitamina K2

Los suplementos nunca deben usarse para reemplazar una buena dieta.

Una dieta equilibrada y rica en nutrientes no solo proporciona la vitamina K en sí misma, sino una diversidad mucho más amplia de la que se puede encontrar en cualquier suplemento.

También proporciona un completo espectro de otros nutrientes que junto con la vitamina K2, trabajan para mejorar y mantener una buena salud.

Como tal, una buena dieta proporciona el contexto necesario para que un suplemento sea seguro y efectivo.

Los expertos sugieren seguir las siguientes recomendaciones para elegir un buen suplemento de vitamina K2:

Dosis

Preferiblemente que contenga una dosis aproximadamente 200 ug.

Aunque probablemente sea efectivo tomar una dosis mayor, como 1 mg cada cinco días, es más fácil mantener el hábito de tomar una dosis diaria más baja.

Forma

Dado que las formas de vitamina K2 se distribuyen de manera diferente en el cuerpo, lo mejor es obtener varios tipos de vitamina K2.

En los suplementos, la mejor diversidad que se puede obtener, es la combinación de MK-4 y MK-7.

El único suplemento de MK-4 disponible es sintético, pero es bio idéntico. Esto significa que tiene la misma estructura química que su forma natural.

En el mercado la MK-7 puede conseguirse en su forma natural o sintética; y algunos suplementos de MK-7 sintéticos son bio idénticos y otros no.

Por precaución, la recomendación es elegir opciones bio idénticas y aquellas personas que deseen un suplemento totalmente natural, deben optar por la MK-7 derivada de la fermentación de soja o garbanzos.

Marcas de suplementos de vitamina K2 mejor evaluadas:

Espectro completo de vitamina K2 de InnovixLabs

Sobre otros, este suplemento gana en su diversidad, pero sin exagerar en su dosis total.

Contiene tanto MK-4 (500 μg) como MK-7 (100 μg). El MK-7 parece ser sintético, pero bio idéntico.

Vitamina K2 en liquido Thorne Research

Contiene un miligramo de MK-4 por gota.

Si bien la etiqueta recomienda una dosis diaria de 45 gotas, esto se basa en estudios que usan dosis farmacológicas para tratar la osteoporosis.

En cambio, algunos expertos creen que es mejor tomar una gota por día para obtener una dosis nutricional adecuada.

También hacen una combinación de vitamina K2 y vitamina D, haciéndolo más caro, pero facilitando la obtención de una dosis constante de 200 μg diarios.

Nested Naturals K2

Un suplemento hecho a partir garbanzos fermentados, libre de transgénicos, soja y otros alérgenos comunes.

La MK-7 es fabricada por otra compañía que se vende el producto bajo diferentes nombres y ha sido utilizada con éxito en la investigación científica.

Este es el menos costoso de todos los suplementos de MK-7 naturales. Contiene 100 μg de MK-7.

Nature’s Plus

Un suplemento de MK-7 muy interesante sobre todo por su larga lista de características, que incluye una mezcla de extractos de plantas, hongos y algas, y una importante lista de certificaciones de terceros.

Dosis probadas en estudios clínicos

Para el aumento de la densidad ósea y osteoporosis

Se tomaron:

45 mg diarios de MK-4 diarios durante 10, 24, y 36 meses.

1,5 mg al día de MK-4 durante un año.

15 mg de MK-4 al día durante 1 año.

180 mg de MK-7, en el primer año después de un trasplante de pulmón y corazón.

Para el mejoramiento del metabolismo óseo

Se tomaron:

45 mg diarios durante 48 semanas.

Para prevenir enfermedades cardiovasculares

Se tomaron:

180 μg diarios durante 3 años.

Para prevenir la incidencia de fracturas por osteoporosis

Se tomaron:

45 mg diarios de Mk-4 durante 24 meses.

Para el cáncer de hígado

Se tomaron:

45 mg de menatetrenona durante 12, 24 y 36 meses.

45 mg al día de MK-4 durante 60, 36 y 12 meses.

Para la resistencia a la insulina

Se tomaron:

90 mg diarios de MK-4 durante 1 semana.

Infografia vitamina K2

Literatura y estudios científicos

Literatura y citas

La suplementación durante 3 años con dosis bajas de menaquinona-7 ayuda a disminuir la pérdida ósea en mujeres posmenopáusicas sanas. [1]

Abstracto

Hemos investigado si las dosis bajas de suplementos de vitamina K2 (menaquinona-7, MK-7) podrían afectar de manera beneficiosa la salud ósea.

INTRODUCCIÓN:

A pesar de los datos contradictorios sobre la administración de suplementos de vitamina K y la salud ósea, las Autoridades Europeas de Seguridad Alimentaria (EFSA) aceptaron el papel de la vitamina K en el mantenimiento de huesos saludables.

De acuerdo con la opinión de la EFSA, demostramos que la administración de dosis altas por 3 años de vitamina K1 (filoquinona) y K2 (menaquinona-4 de cadena corta) mejoraba la salud ósea después de la menopausia.

Debido a la vida media más larga y mayor potencia de la MK-7 de cadena larga, hemos ampliado estas investigaciones midiendo el efecto de la administración de suplementos de dosis bajas de MK-7 en la salud ósea.

MÉTODOS:

Mujeres posmenopáusicas sanas (n = 244) recibieron cápsulas de placebo o MK-7 (180 μg MK-7 / día) durante 3 años.

La DXA midió la densidad mineral ósea de la columna lumbar, la cadera total y el cuello femoral.

Los índices de fuerza ósea del cuello femoral también fueron calculados.

La evaluación de la fractura vertebral fue realizada por DXA y se utilizó como medida para las fracturas vertebrales.

Se midió la osteocalcina circulante no carboxilada (ucOC) y OC carboxilada (cOC).

La proporción ucOC / cOC sirvió como marcador del estado de la vitamina K. Las mediciones se produjeron al inicio del estudio y después de 1, 2 y 3 años de tratamiento.

RESULTADOS:

La ingesta de MK-7 mejoró significativamente el estado de la vitamina K y disminuyó la disminución relacionada con la edad en BMC y DMO en la columna lumbar y el cuello femoral, pero no en la cadera total.

La fuerza ósea también se vio afectada favorablemente por la MK-7 y disminuyó significativamente la pérdida en la altura vertebral de la región torácica inferior, en el sitio medio de las vértebras.

CONCLUSIONES:

Los suplementos MK-7 pueden ayudar a las mujeres posmenopáusicas a prevenir la pérdida ósea. Se requieren estudios adicionales para extrapolar estos resultados a otros grupos poblacionales, por ejemplo, niños y hombres.

Efecto de la vitamina K2 sobre la densidad mineral ósea en mujeres posmenopáusicas, un estudio comparativo con la terapia de vitamina D3 y estrógeno-progestina. [2]

Abstracto

OBJETIVOS:

Investigar el efecto del tratamiento con vitamina K2 durante un año sobre la densidad mineral ósea espinal (DMO) en mujeres posmenopáusicas, comparada con la terapia de reemplazo hormonal con vitamina D3 y determinar los factores que afectan la eficacia de la terapia con vitamina K2.

SUJETOS Y MÉTODOS:

Setenta y dos mujeres posmenopáusicas fueron aleatorizadas en cuatro grupos y tratadas con los agentes respectivos.

Antes de la terapia, 6 y 12 meses después del tratamiento, su DMO de la columna lumbar se midió mediante absorciometría de rayos X de energía dual.

Se calcularon las tasas de cambio en la DMO (delta DMO). Se determinaron las correlaciones de la DMO con la edad, el año desde la menopausia y la DMO inicial.

RESULTADOS:

La vitamina K2 suprimió la disminución de la DMO espinal en comparación con ningún tipo de tratamiento. La DMO en las mujeres tratadas con vitamina K2 se correlacionó inversamente con su edad (r = -0.54; P <0.05).

CONCLUSIONES:

La terapia con vitamina K2 puede ser un método útil para prevenir la pérdida mineral ósea espinal posmenopáusica. Además, la terapia debe comenzar temprano en el período posmenopáusico.

La vitamina K2 (menatetrenona) previene eficazmente las fracturas y mantiene la densidad mineral ósea lumbar en la osteoporosis.

La vitamina K2 (menatetrenona) previene eficazmente las fracturas y mantiene la densidad mineral ósea lumbar en la osteoporosis. [3]

Abstracto

INTRODUCCION

Intentamos investigar si el tratamiento con vitamina K2 (menatetrenona) previene eficazmente la incidencia de nuevas fracturas en la osteoporosis.

SUJETOS Y MÉTODOS:

Un total de 241 pacientes osteoporóticas se inscribieron en un estudio de etiqueta abierta al azar de 24 meses.

Se realizó un seguimiento de la densidad mineral ósea lumbar (LBMD, medida con energía dual X la absorciometría de rayo [DXA]) y la aparición de nuevas fracturas clínicas al grupo de control (sin tratamiento; n = 121) y al grupo tratado con vitamina K2 (n = 120).

El nivel sérico de Glu-osteocalcin (Glu-OC) y los niveles de menaquinona-4 se midieron al final del período de seguimiento.

El nivel sérico de OC y la excreción urinaria de desoxipiridinolina (DPD) se midieron antes y después del tratamiento.

RESULTADOS:

Los datos de fondo de estos dos grupos fueron idénticos. La incidencia de fracturas clínicas durante los 2 años de tratamiento en el control fue mayor que en el grupo tratado con vitamina K2 (chi2 = 10.935; p = 0.0273).

Los porcentajes de cambio del valor inicial de LBMD a los 6, 12 y 24 meses después del inicio del estudio fueron -1.8 +/- 0.6%, -2.4 +/- 0.7%, y -3.3 +/- 0.8% para el grupo control, y 1.4 +/- 0.7%, -0.1 +/- 0.6%, y -0.5 +/- 1.0% para el grupo tratado con vitamina K2, respectivamente.

Los cambios en LBMD en cada punto de tiempo fueron significativamente diferentes entre el control y el grupo tratado (p = 0,0010 durante 6 meses, p = 0,0153 durante 12 meses y p = 0,0339 durante 24 meses).

Los niveles séricos de Glu-OC al final del período de observación en el grupo control y tratado fueron 3.0 +/- 0.3 ng / ml y 1.6 +/- 0.1 ng / ml, respectivamente (p <0.0001), mientras que el nivel sérico de OC medido por el radioinmunoanálisis convencional (RIA) mostró un aumento significativo (42.4 +/- 6.9% del valor basal) en el grupo tratado a los 24 meses (18.2 +/- 6.1% para los controles; p = 0.0081).

No hubo cambios significativos en la excreción urinaria de DPD en el grupo tratado.

CONCLUSIONES

Estos hallazgos sugieren que el tratamiento con vitamina K2 previene eficazmente la aparición de nuevas fracturas, aunque el grupo tratado con vitamina K2 no aumentó en LBMD.

Además, el tratamiento con vitamina K2 mejora la gamma-carboxilación de la molécula OC.

La administración de una dosis baja de vitamina K2 (MK-4) durante 12 meses mejora el metabolismo óseo y previene la pérdida de hueso en el antebrazo en mujeres japonesas posmenopáusicas. [4]

Abstracto

INTRODUCCION:

La menaquinona-4 (MK-4) administrada a una dosis farmacológica de 45 mg / día se ha utilizado para el tratamiento de la osteoporosis en Japón.

Sin embargo, no se sabe si una dosis más baja de suplementos de MK-4 es beneficiosa para la salud ósea en mujeres posmenopáusicas sanas.

OBJETIVO:

El objetivo de este estudio fue examinar los efectos a largo plazo de la administración diaria de suplementos de 1,5 mg de MK-4 en los diversos marcadores del recambio óseo y la densidad mineral ósea (DMO).

METODO:

El estudio se realizó como un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo.

Las participantes (de 50 a 65 años) fueron asignadas aleatoriamente a uno de dos grupos de acuerdo con la dosis de MK-4 recibida: El grupo de control con placebo (n = 24) y el grupo de 1.5 mg MK-4 (n = 24).

RESULTADOS:

Las concentraciones basales de osteocalcina subcarboxilada (ucOC) fueron altas en ambos grupos (> 5,1 ng / ml).

Después de 6 y 12 meses, las concentraciones séricas de ucOC fueron significativamente más bajas en el grupo MK-4 que en el grupo control.

En el grupo de control, no hubo cambios significativos en las concentraciones séricas de pentosidina.

Sin embargo, en el grupo MK-4, la concentración de pentosidina a los 6 y 12 meses fue significativamente menor que en la línea de base.

La DMO del antebrazo fue significativamente menor después de 12 meses que a los 6 meses en el grupo control, pero no hubo una disminución significativa en la DMO en el grupo MK-4 durante el período de estudio.

CONCLUSION:

Estos resultados sugieren que la suplementación con dosis bajas de MK-4 durante 6-12 meses mejora la calidad ósea en las mujeres japonesas posmenopáusicas al disminuir las concentraciones séricas de ucOC y pentosidina, sin efectos adversos sustanciales.

Ensayo piloto aleatorizado de vitamina K2 para la pérdida ósea en pacientes con cirrosis biliar primaria. [5]

Diseño de prueba: Doble ciego

Longitud de prueba: 6+ meses

Número de sujetos: 30

Género: Mujer

Rango de edad: 45-64

Efecto de la terapia combinada continua con vitamina K (2) y vitamina D (3) en la densidad mineral ósea y la función de fibrinólisis en mujeres posmenopáusicas. [6]

Abstracto

OBJETIVOS:

Investigar el efecto terapéutico del uso combinado de vitamina K (2) y D (3) en la densidad mineral ósea vertebral, en mujeres posmenopáusicas con osteopenia y osteoporosis.

SUJETOS Y MÉTODOS:

Se incluyeron 172 mujeres con densidad mineral ósea vertebral <0,98 g / cm2 (osteopenia y osteoporosis), medida mediante absorciometría de rayos X de energía dual.

En este estudio, empleamos los criterios para el diagnóstico de osteopenia y osteoporosis mediante absorciometría de rayos X de energía dual propuesta por la Sociedad Japonesa de Metabolismo Óseo en 1996.

Las mujeres fueron aleatorizadas en cuatro grupos, cada grupo con 43 sujetos en terapia.

El primero con vitamina K (2), el segundo con terapia de vitamina D (3), el tercero con terapia combinada de vitamina K (2) y D (3), y el cuarto, un grupo de control que recibió solo una terapia dietética.

Los grupos fueron tratados con los agentes respectivos durante 2 años.

La densidad mineral ósea se midió antes de terapia y después de 6, 12, 18 y 24 meses de tratamiento.

Los marcadores del metabolismo óseo analizados fueron el propéptido carboxi-terminal de colágeno tipo 1 de suero (P1CP), osteocalcina intacta en suero, y piridinolina urinaria.

Las pruebas de la función de la coagulación sanguínea consistieron en la medición del tiempo de tromboplastina parcial activada (APTT) y el análisis de las concentraciones de antitrombina III (AT III), fibrinógeno y plasminógeno.

RESULTADOS:

La terapia combinada con vitamina K (2) y D (3) durante 24 meses aumentó marcadamente la densidad mineral ósea (4,92 +/- 7,89%), mientras que la vitamina K (2) sola, aumentó solo 0,135 +/- 5,44%.

Los marcadores óseos medidos revelaron la estimulación tanto de la formación ósea como de la actividad de reabsorción.

Observamos un aumento en la coagulación y la actividad fibrinolítica que estaba dentro del rango normal, lo que sugiere que se mantuvo el equilibrio de la fibrinólisis-coagulación.

CONCLUSIONES:

La terapia de combinación continua con vitamina K (2) y D (3) puede ser útil para aumentar la masa ósea vertebral en mujeres posmenopáusicas.

Además, el aumento en la función de coagulación observado durante esta terapia, estuvo dentro del rango fisiológico, y no se observaron reacciones adversas.

La vitamina K2 inhibe la pérdida de hueso inducida por glucocorticoides en parte al prevenir la reducción de la osteoprotegerina (OPG) [7]

Abstracto

INTRODUCCION

Recientemente hemos demostrado que el glucocorticoide (GC) suprime la formación de hueso y mejora la resorción ósea, con la consiguiente pérdida ósea.

Este recambio óseo alterado no se debe a la acción de la hormona paratiroidea (PTH), pero parece estar relacionado con la supresión de la osteoprotegerina (OPG).

Como la vitamina K2 (menatetrenona) se ha utilizado para el tratamiento de la osteoporosis, el presente estudio se llevó a cabo para evaluar el efecto de la vitamina K2 en la pérdida ósea inducida por GC.

SUJETOS Y MÉTODOS:

para este estudio se eligieron Veinte pacientes con glomerulonefritis crónica, tratados con GC por primera vez.

Diez pacientes recibieron solo GC (grupo A) y los otros 10 pacientes (grupo B), recibieron 15 mg de vitamina K2 por día además de GC.

Antes y durante el tratamiento se midieron los marcadores del metabolismo óseo, que incluyen OPG en suero, la osteocalcina (OC), la actividad de fosfatasa alcalina específica de hueso (BAP), PTH, la fosfatasa ácida resistente a tartrato (TRAP) y la densidad mineral ósea (DMO).

RESULTADOS:

La OPG disminuyó significativamente en el grupo A (P <0.001), mientras que no se observó cambio significativo en el grupo B.

La TRAP se incrementó marcadamente en ambos grupos, más particularmente en el grupo A (P <0.01).

La PTH disminuyó en el grupo A, pero aumentó en el grupo B.

El OC disminuyó en el mes 1 pero posteriormente aumentó hasta el mes 12 en ambos grupos.

El BAP disminuyó al mes 3 en el grupo A (P <0.05), pero no en el grupo B.

La DMO de la columna lumbar se redujo significativamente después de 6 meses (P <0.01) y 12 meses (P <0.001) de tratamiento en EL grupo A, mientras que no hubo cambios notables en el grupo B.

CONCLUSIÓN:

El presente estudio demostró que la inhibición ejercida por la vitamina K2 de la reducción en OPG inducida por GC puede, al menos en parte, disminuir la perdida ósea inducida por GC.

El suplemento dietético de vitamina K2 mejora el estado óseo después del trasplante de pulmón y corazón. [8]

Abstracto

FONDO:

La osteoporosis es un problema que aparece después de un trasplante.

Los estudios realizados desde el año pasado indican que la vitamina K juega un papel importante en el mantenimiento de una óptima salud ósea.

El objetivo de este estudio aleatorizado, doble ciego, prospectivo longitudinal, fue investigar el efecto de un suplemento dietético con vitamina K2 (180 microgramos de menaquinona-7, MK-7) en la masa ósea, en el primer año después de un trasplante de pulmón y corazón.

MÉTODOS:

Después de la investigación inicial preoperatoria de la masa ósea y la bioquímica relacionada con los huesos, 35 receptores de pulmón y 59 receptores de corazón fueron aleatorizados en el postoperatorio a vitamina K2 o placebo y se volvieron a investigar el año siguiente.

RESULTADOS:

En todos los receptores, 1 año después del trasplante de órgano sólido, la diferencia entre la vitamina K2 y el placebo para la densidad mineral ósea de la columna lumbar (L2-L4) fue de 0.028 (SE 0.014) g / cm (2), P = 0.055 y para L2 a L4, el contenido mineral óseo fue 1.33 (SE 1.91) g / cm (2) (P = 0.5).

En receptores de pulmón por separado, la diferencia para el contenido mineral óseo fue de 3,39 g (SE 1,65), P = 0,048 y en receptores de corazón 0,45 (SE 0,02) g, P = 0,9 después de controlar las medidas de referencia.

El nivel insuficiente de vitamina D era común,

CONCLUSIONES:

Un año de suplemento de vitamina K2 sugiere un efecto favorable en la DMO de la columna lumbar con diferente respuesta en los receptores de pulmón y corazón.

El estado de la vitamina D debería recibir más atención.

Tratamiento de la osteoporosis posmenopáusica con vitamina K2 en Indonesia.[9]

Abstracto

OBJETIVO:

Investigar el efecto del tratamiento con vitamina K2 (menatetrenona) en la densidad mineral ósea (DMO) y un marcador metabólico óseo (osteocalcina), en mujeres posmenopáusicas con osteoporosis que viven en Indonesia.

MÉTODOS:

Un estudio aleatorizado doble ciego controlado con placebo de 63 mujeres posmenopáusicas con osteoporosis.

El grupo de vitamina K2 (n = 33) recibió 45 mg de menatetrenona y 1500 mg de carbonato de calcio por día.

El grupo de control (n = 30) recibió placebo y 1500 mg de carbonato de calcio por día durante 48 semanas.

Se midió la DMO de la columna lumbar (L2-L4), la osteocalcina (OC) y el CO infracarboxilado antes, y durante las 24 y 48 semanas después del inicio del tratamiento.

RESULTADOS:

Después de 48 semanas de tratamiento, el cambio porcentual medio de la DMO lumbar en el grupo de vitamina K2 fue significativamente mayor (P <0.05) que el del grupo de control.

El nivel de OC subcarboxilado disminuyó en un 55.9% en el grupo de menatetrenona y un 9.3% en el grupo de control en comparación con el nivel de referencia.

La diferencia entre los dos grupos fue significativa (P <0.01). Los eventos adversos fueron tres casos gastrointestinales menores, que remitieron después del cese temporal de la terapia.

CONCLUSIONES:

El tratamiento con 45 mg de vitamina K2 y con 1500 mg de calcio por día para mujeres posmenopáusicas con osteoporosis durante 48 semanas, dio como resultado un aumento significativo en la DMO lumbar y una disminución significativa en los niveles de CO infracarboxilado.

La suplementación con vitamina K2 mejora la geometría ósea de la cadera y los índices de fuerza ósea en mujeres posmenopáusicas. [10]

Abstracto

La vitamina K media la síntesis de proteínas que regulan el metabolismo óseo.

Hemos probado si la ingesta alta de vitamina K (2) promueve la densidad mineral ósea y la resistencia ósea.

Los resultados mostraron que K (2) mejoró el BMC y el ancho del cuello femoral, pero no DXA-BMD.

Por lo tanto, una ingesta alta de vitamina K (2) puede contribuir a prevenir la pérdida ósea posmenopáusica.

INTRODUCCIÓN:

La vitamina K está involucrada en la síntesis de varias proteínas en el hueso.

La importancia de las vitaminas K para una salud ósea óptima ha sido sugerida por estudios poblacionales, pero los estudios de intervención con DXA-BMD como punto final clínico han mostrado resultados contradictorios.

A diferencia de BMC, DXA-BMD no tiene en cuenta la geometría (tamaño, grosor) del hueso, que tiene una contribución independiente a la resistencia ósea y el riesgo de fractura.

Aquí hemos probado si BMC y el ancho del cuello femoral se ven afectados por la alta ingesta de vitamina K.

MÉTODOS:

Un estudio de intervención clínica aleatorizado entre 325 mujeres posmenopáusicas que recibieron placebo o 45 mg / día de vitamina K (2) (MK-4, menatetrenona) durante tres años.

La BMC y la geometría de cadera fueron evaluadas por DXA. Los índices de fuerza ósea se calcularon a partir de DXA-BMD, anchura del cuello femoral (FNW) y longitud del eje de la cadera (HAL).

RESULTADOS:

La vitamina K2 no afectó la DXA-BMD, pero el BMC y el FNW aumentaron en relación con el placebo.

En el grupo tratado con K2, la fuerza del hueso de la cadera permaneció sin cambios durante el período de intervención de 3 años, mientras que en el grupo placebo la fuerza ósea disminuyó significativamente.

CONCLUSIONES:

La vitamina K2 ayuda a mantener la resistencia ósea en el sitio del cuello femoral en mujeres posmenopáusicas al mejorar BMC y FNW, mientras que tiene poco efecto sobre DXA-BMD.

Efectos dependientes del tiempo de la vitamina K2 (menatetrenona) sobre el metabolismo óseo en mujeres posmenopáusicas.[11]

Abstracto

INTRODUCCION:

Se sabe que la vitamina K media en la carboxilación de los residuos de glutamil de la osteocalcina.

SUJETOS Y MÉTODOS:

Evaluamos los efectos del tratamiento con vitamina K2 (45 mg / día) durante 48 semanas sobre los marcadores de la formación y resorción ósea, la densidad mineral ósea (DMO) y la incidencia de fracturas vertebrales en 34 mujeres japonesas posmenopáusicas (48 -82 años).

RESULTADOS:

Los niveles séricos de fosfatasa alcalina (ALP) aumentaron gradualmente y se volvieron significativos a las 48 semanas después del tratamiento con menatetrenona, mientras que la excreción urinaria de desoxipiridinolina (DPD) disminuyó de manera transitoria pero significativa a las 4 semanas.

Los niveles séricos de osteocalcina intacta (OC) y CO carboxilada (Gla-OC) aumentaron rápida y significativamente en 4 semanas y mantuvieron sus altos valores hasta 48 semanas después del tratamiento, mientras que los de CO (Glu-OC) subcarboxilado disminuyeron recíprocamente.

CONCLUSIONES:

Estos resultados pueden interpretarse para sugerir que Glu-OC se convirtió a Gla-OC in vivo.

Por otro lado, los valores de DMO lumbar no mostraron cambios significativos y solo un sujeto con una fractura vertebral previa tuvo una fractura vertebral reciente.

Estos resultados indican que el tratamiento con menatetrenona en mujeres posmenopáusicas eleva constantemente los marcadores de formación ósea y convierte el Glu-OC en Gla-OC.

Por lo tanto, el tratamiento con vitamina K2 puede promover la formación de hueso, al menos tal como se mide bioquímicamente en estos sujetos.

La ingesta dietética de la menaquinona se asocia con un riesgo reducido de enfermedad coronaria: el estudio de Rotterdam. [12]

Abstracto

INTRODUCCION:

Se ha demostrado que las proteínas dependientes de vitamina K, incluida la proteína Matriz Gla- (MGP), inhiben la calcificación vascular.

La activación de estas proteínas vía carboxilación depende de la disponibilidad de vitamina K.

Examinamos si la ingesta dietética de filoquinona (vitamina K-1) y menaquinona (vitamina K-2) estaba relacionada con la calcificación aórtica y la enfermedad coronaria (EAC) en la población basado en Rotterdam.

SUJETOS Y MÉTODOS:

El análisis incluyó 4807 sujetos con datos dietéticos y sin antecedentes de infarto de miocardio al inicio (1990-1993) que fueron seguidos hasta el 1 de enero de 2000.

Se estudió el riesgo de cardiopatía coronaria incidente, mortalidad por todas las causas y aterosclerosis aórtica en terciles de energía -ajustada la ingesta de vitamina K después del ajuste por edad, sexo, IMC, tabaquismo, diabetes, educación y factores dietéticos.

RESULTADOS:

El riesgo relativo (RR) de la mortalidad por EAC se redujo en los terciles superior y medio de la menaquinona en la dieta en comparación con el tercil inferior [RR = 0,73 (IC 95%: 0,45, 1,17) y 0,43 (0,24, 0,77), respectivamente].

La ingesta de menaquinona también se relacionó inversamente con la mortalidad por cualquier causa [RR = 0.91 (0.75, 1.09) y 0.74 (0.59, 0.92), respectivamente] y calcificación aórtica severa [odds ratio de 0.71 (0.50, 1.00) y 0.48 (0.32, 0,71), respectivamente].

La ingesta de filoquinona no se relacionó con ninguno de los resultados.

CONCLUSIONES:Estos hallazgos sugieren que una ingesta adecuada de menaquinona podría ser importante para la prevención de la enfermedad coronaria.

Una alta ingesta de menaquinona reduce la incidencia de enfermedad coronaria. [13]

Abstracto

ANTECEDENTES Y OBJETIVO:

Se ha demostrado que las proteínas dependientes de vitamina K inhiben la calcificación vascular.

Sin embargo, los datos sobre el efecto de la ingesta de vitamina K sobre el riesgo de enfermedad coronaria (EAC) son escasos.

El objetivo del estudio es examinar la relación entre la ingesta de vitaminas K2 y K1 y sus subtipos en la dieta, en la incidencia de EAC.

MÉTODOS Y RESULTADOS:

Utilizamos datos de la cohorte Prospect-EPIC que consta de 16.057 mujeres, inscritas entre 1993 y 1997 y con edades entre 49-70 años, que estaban libres de enfermedades cardiovasculares al inicio del estudio.

La ingesta de vitamina K y otros nutrientes se estimó mediante un cuestionario de frecuencia de alimentos.

Se usaron modelos de riesgos proporcionales multivariantes de Cox para analizar los datos.

Después de un seguimiento medio +/- SD de 8.1 +/- 1.6 años, identificamos 480 casos incidentes de EAC.

La ingesta media de vitamina K1 fue de 211,7 +/- 100,3 microgramos / día y la ingesta de vitamina K2 fue de 29,1 +/- 12,8 microgramos / día.

Después del ajuste para los factores de riesgo tradicionales y los factores dietéticos, observamos una asociación inversa entre la vitamina K2 y el riesgo de EAC con una relación de riesgo (HR) de 0.91 [IC 95% 0.85-1.00] por 10 microg / día de vitamina K2.

Esta asociación se debió principalmente a los subtipos de vitamina K2 MK-7, MK-8 y MK-9.

CONCLUSIONES:

Una alta ingesta de menaquinonas, especialmente MK-7, MK-8 y MK-9, podría proteger contra la EAC.

Sin embargo, se necesita más investigación para definir los niveles óptimos de la ingesta de vitamina K para la prevención de la enfermedad coronaria.

La suplementación con menaquinona-7 mejora la rigidez arterial en mujeres posmenopáusicas sanas. Un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego. [14]

Abstracto

Los datos de observación sugieren un vínculo entre la ingesta de menaquinona (MK, vitamina K2) y la salud cardiovascular (CV).

Sin embargo, faltan ensayos de intervención MK con criterios de valoración vasculares.

Investigamos los efectos a largo plazo de la suplementación con MK-7 (180 μg / día) sobre la rigidez arterial en un ensayo doble ciego controlado con placebo.

SUJETOS Y MÉTODOS:

Las mujeres posmenopáusicas sanas (n = 244) recibieron placebo (n = 124) o MK-7 (n = 120) durante 3 años.

Los índices de rigidez de la arteria carótida local (grosor de la íntima-media IMT, Diámetro final-diástole y Distensión) se midieron mediante seguimiento de eco.

La rigidez aórtica regional (velocidad de onda de pulso carotídeo-femoral y carótida-radial, cfPWV y crPWV, respectivamente) se midió usando mecano transductores.

RESULTADOS:

Al inicio del estudio, dp-ucMGP se asoció con IMT, diámetro, cfPWV y con los puntajes z medios de los marcadores de fase aguda (APMscore) y de los marcadores de disfunción endotelial (puntaje de EDF).

Después de 3 años la suplementación con MK-7 cfPWV y el Stiffness Index disminuyeron significativamente en el grupo total, mientras que la distensión, el cumplimiento, la distensibilidad, el módulo de Young y la PWV carotídea local mejoraron en mujeres que tenían un índice de rigidez basal β por encima de la mediana de 10.8.

La MK-7 disminuyó dp-ucMGP en un 50% en comparación con el placebo, pero no influyó en los marcadores para la fase aguda y la disfunción endotelial.

CONCLUSIONES:

En conclusión, el uso a largo plazo de suplementos de MK-7 mejora la rigidez arterial en mujeres posmenopáusicas sanas, especialmente en mujeres que tienen una rigidez arterial alta.

Efecto de la menatetrenona, un análogo de la vitamina k2, sobre la recurrencia del carcinoma hepatocelular después de la resección quirúrgica: un ensayo prospectivo controlado aleatorizado. [15]

Abstracto

El objetivo de este estudio fue investigar si la menatetrenona (Vitamina K2) suprime la recurrencia del carcinoma hepatocelular (HCC) en pacientes sometidos a hepatectomía.

SUJETOS Y MÉTODOS:

Entre enero de 2005 y septiembre de 2009, 101 pacientes que se sometieron a hepatectomía curativa para carcinoma hepatocelular primario se inscribieron en el estudio.

Los pacientes se dividieron en dos grupos: un grupo sin menatetrenona (n = 51) y un grupo con menatetrenona (n = 50) al que se le administraron 45 mg de MNT al día.

Durante el período de observación, se observó recidiva en 33 pacientes en el grupo sin menatetrenona y en 28 pacientes del grupo con menatetrenona (p = 0,545).

En pacientes con un nivel preoperatorio de Des-γ-carboxi-protrombina (DCP) inferior a 40 UA / l (n = 38), las tasas acumuladas de supervivencia libre de enfermedad a los 12, 36 y 60 meses en el grupo no menatetrenona, fueron 81.3%, 0.0% y 0.0%, respectivamente, mientras que aquellos en el grupo con menatetrenona fueron de 78.3%, 58.1% y 31.0%, respectivamente (p = 0.060).

CONCLUCIONES:

La menatetrenona tiene un efecto moderadamente supresor sobre la recurrencia del carcinoma hepatocelular después de la hepatectomía, especialmente en pacientes con un nivel de DCP preoperatorio normal.

El efecto de la menatetrenona, un análogo de la vitamina K2, sobre la recurrencia de la enfermedad y la supervivencia en pacientes con carcinoma hepatocelular después del tratamiento curativo: un estudio piloto. [16]

Abstracto

FONDO:

La alta tasa de recurrencia del carcinoma hepatocelular determina el pronóstico a largo plazo para los pacientes con esta enfermedad.

En el estudio actual, los autores probaron los efectos de la menatetrenona, un análogo de la vitamina K2, en el carcinoma hepatocelular recurrente y la supervivencia después del tratamiento curativo.

MÉTODOS:

Sesenta y un pacientes que fueron diagnosticados como libres de carcinoma hepatocelular después de la resección quirúrgica o la ablación local percutánea se asignaron al azar a un grupo de menatetrenona (n = 32 pacientes) o un grupo de control (n = 29 pacientes).

Los pacientes en el grupo de menatetrenona recibieron una dosis oral diaria de 45 mg de menatetrenona.

La recurrencia de la enfermedad y las tasas de supervivencia se analizaron en pacientes con carcinoma hepatocelular.

RESULTADOS:

Las tasas de recurrencia acumulada en el grupo de menatetrenona fueron 12.5% a los 12 meses, 39.0% a los 24 meses y 64.3% a los 36 meses; y las tasas de recurrencia correspondientes en el grupo control fueron 55.2%, 83.2% y 91.6%, respectivamente (P = 0.0002).

Se obtuvieron resultados similares incluso para pacientes que tenían niveles basales bajos de des-gamma-carboxi-protrombina sérica.

Los análisis de riesgos proporcionales de Cox univariante y multivariante mostraron que la administración de menatetrenona fue el único factor relacionado con la tasa de recurrencia del carcinoma hepatocelular.

Las tasas de supervivencia acumulada para los pacientes que recibieron menatetrenona fueron del 100% a los 12 meses, del 96,6% a los 24 meses y del 87% a los 36 meses; y las tasas de supervivencia correspondientes para los pacientes en el grupo de control fueron 96.4%, 80.9% y 64.0%, respectivamente (P = 0.051).

CONCLUSIONES:

Los hallazgos actuales del estudio sugirieron que la menatetrenona puede tener un efecto supresor sobre la recurrencia del carcinoma hepatocelular y un efecto beneficioso sobre la supervivencia, aunque se requerirá una prueba más grande, controlada con placebo para probar estos efectos.

La suplementación con vitamina K2 mejora la sensibilidad a la insulina a través del metabolismo de la osteocalcina: un ensayo controlado con placebo. [17]

Abstracto

Estudiamos si la modulación de ucOC a través de la administración de suplementos de vitamina K2 durante 4 semanas afecta la función de las células β y / o la sensibilidad a la insulina en sujetos masculinos jóvenes sanos.

SUJETOS Y MÉTODOS:

Cuarenta y dos voluntarios varones jóvenes sanos recibieron vitamina K2 (menatetrenona, 30 mg, Eisai Co., Japón) o placebo durante 4 semanas.

Se realizó una prueba de tolerancia a la glucosa por vía intravenosa para determinar el índice de sensibilidad a la insulina ( Si ), la respuesta aguda a la glucosa (AIRg) y el índice de disposición (DI) antes y después del tratamiento.

Se midió la Adiponectina, la interleuquina (IL) -6, la proteína C reactiva (CRP), ucOC y cOC, antes y después del tratamiento.

Después de excluir las pruebas de tolerancia a la glucosa intravenosa frecuentemente muestreadas (n = 4) y valores atípicos extremos (n = 5), finalmente se analizaron 18 sujetos en el grupo de tratamiento y 15 sujetos en el grupo control.

RESULTADOS:

La edad (29 [24-31] vs 29 [25.5-31.5] años, mediana [rango intercuartílico]) e IMC (24.9 [22.9-26.8] vs. 25.3 [21.9-27.0] kg / cm 2) del control y los grupos de tratamiento no fueron significativamente diferentes.

La suplementación con vitamina K2 aumentó significativamente S i (4.4 [3.2-5.6] vs. 6.6 [4.3-9.6]; P = 0.01) y DI (2.266 [1.536-2.785 vs. 3.025 [2.441-4.835]; P <0.01), pero estos índices no se vieron afectados por el tratamiento con placebo.

El porcentaje de aumento en la DI fue significativamente mayor en el grupo de vitamina K2 en comparación con el grupo placebo (50.9 [20.8-87.3] vs. 2.7 [-10.0 a 39.2]%; P = 0.03) resultando en un mayor DI pos tratamiento (3.025 [2,441- 4,835] vs. 1,838 [1,320-2,741]; P= 0.01).

Estas diferencias persistieron incluso después de ajustar para S i inicial, AIg, DI, ucOC, cOC, IL-6, adiponectina y PCR (p = 0,008 para el incremento porcentual en DI y P = 0,001 para DI pos tratamiento).

El tratamiento con vitamina K2 disminuyó ucOC (0,9 [0,5-1,8] frente a 0,4 [0,4-0,6] ng / ml, P = 0,02) y aumentó el CO _ {2} (9,6 [7,1 – 15,1] frente a 16,0 [12,4 – 16,0] ng / ml ; P = 0.01).

Sin embargo, no se observaron cambios significativos en AIRg, glucosa plasmática en ayunas, peso, IL-6, CRP o adiponectina (datos no mostrados).

Hemos demostrado por primera vez que la administración de suplementos de vitamina K2 durante 4 semanas aumentó la sensibilidad a la insulina en hombres jóvenes sanos, lo que parece estar relacionado con un aumento del CO en lugar de la modulación de la inflamación.

Nuestros resultados son consistentes con estudios previos que demostraron una intolerancia a la glucosa mejorada o aliviaron la resistencia a la insulina mediante el tratamiento con vitamina K1 o vitamina K2, respectivamente.

CONCLUSIONES:

Llegamos a la conclusión de que, a diferencia de los roedores, el COC en lugar de ucOC puede ser la hormona endocrina que aumenta la sensibilidad a la insulina en los seres humanos.

Aunque nuestro estudio no pudo proporcionar el mecanismo subyacente, especulamos que el cOC o la vitamina K podrían modular las adipocinas o las vías inflamatorias distintas de las vías de IL-6.

Alternativamente, el cOC puede regular directamente la eliminación de glucosa en el músculo esquelético o los tejidos adiposos. Se necesitan más estudios para dilucidar el mecanismo de acción.

Posibles efectos de una semana de ingesta de tabletas de vitamina K (menaquinona-4) sobre la tolerancia a la glucosa en voluntarios varones jóvenes sanos. [18]

Abstracto

Para aclarar las funciones de la vitamina K en el páncreas, dos veces por vía oral, se examinaron las pruebas de tolerancia a la glucosa en 12 voluntarios sanos jóvenes antes y después de 1 semana de la ingesta de vitamina K2 en tabletas.

SUJETOS Y MÉTODOS:

La sangre se recogió por venipuctura a los 0, 30 y 120 minutos después de la carga oral de glucosa de 75 g.

Luego tomaron tabletas de MK-4 (90 mg / d de menaquinona-4) durante 1 semana, y se examinó la segunda prueba de tolerancia a la glucosa.

Los sujetos se dividieron en tres grupos por los niveles de descarboxi sérica de protrombina (DP); cuatro de los niveles más bajos de DP (L-DP), medio de DP (M-DP) y más alto DP (H-DP).

Se compararon mediante un análisis de varianza de un factor y F de Scheffè (diferencias de grupo) y prueba t comparada (los efectos de 1 semana de ingesta de MK-4).

RESULTADOS:

Edad, índice de masa corporal y estado de glucosa [glucosa en plasma (PG) e insulina inmunorreactiva (IRI), hemoglobina-Alc, fructosamina] de todos los grupos fueron casi iguales, pero el IRI del grupo H-DP fue más alto que el de los otros grupos a los 120 minutos después de la carga de glucosa (media +/- SEM; L; 10.6 +/- 0.9, M-; 17,5 +/- 4,2, H-; 40,4 +/- 6,0 microU / ml).

Una semana de ingesta de vitamina K2 tendió a disminuir los niveles plasmáticos de DP de todos los grupos y redujo significativamente la IRI del H-DP a 120 minutos a la mitad (antes; 40,4 +/- 6,0 vs después: 18,4 +/- 4,6 microU / ml).

CONCLUSIONES:

Estos resultados sugieren que puede existir cierta relación entre la dosis farmacológica de MK-4 y la respuesta a la insulina.

Apoyo científico

[1] Knapen, M.H.J., Drummen, N.E., Smit, E., Vermeer, C. and Theuwissen, E. 2013. Three-year low-dose menaquinone-7 supplementation helps decrease bone loss in healthy postmenopausal women. Osteoporosis International. 24, 9 (Mar. 2013), 2499–2507. DOI:https://doi.org/10.1007/s00198-013-2325-6.

[2] Iwamoto, I., Kosha, S., Noguchi, S., Murakami, M., Fujino, T., Douchi, T. and Nagata, Y. 1999. A longitudinal study of the effect of vitamin K2 on bone mineral density in postmenopausal women a comparative study with vitamin D3 and estrogen-progestin therapy. Maturitas. 31, 2 (Jan. 1999), 161–4. [PubMed]

[3] Shiraki, M., Shiraki, Y., Aoki, C. and Miura, M. 2010. Vitamin K2 (Menatetrenone) Effectively Prevents Fractures and Sustains Lumbar Bone Mineral Density in Osteoporosis. Journal of Bone and Mineral Research. 15, 3 (Feb. 2010), 515–521. DOI:https://doi.org/10.1359/jbmr.2000.15.3.515.

[4] Koitaya, N., Sekiguchi, M., Tousen, Y., Nishide, Y., Morita, A., Yamauchi, J., Gando, Y., Miyachi, M., Aoki, M., Komatsu, M., Watanabe, F., Morishita, K. and Ishimi, Y. 2013. Low-dose vitamin K2 (MK-4) supplementation for 12 months improves bone metabolism and prevents forearm bone loss in postmenopausal Japanese women. Journal of Bone and Mineral Metabolism. 32, 2 (May 2013), 142–150. DOI:https://doi.org/10.1007/s00774-013-0472-7.

[5] Nishiguchi, S., Shimoi, S., Kurooka, H., Tamori, A., Habu, D., Takeda, T. and Ochi, H. 2001. Randomized pilot trial of vitamin K2 for bone loss in patients with primary biliary cirrhosis. Journal of Hepatology. 35, 4 (Oct. 2001), 543–545. DOI:https://doi.org/10.1016/s0168-8278(01)00133-7.

[6] Ushiroyama, T., Ikeda, A. and Ueki, M. 2002. Effect of continuous combined therapy with vitamin K(2) and vitamin D(3) on bone mineral density and coagulofibrinolysis function in postmenopausal women. Maturitas. 41, 3 (Mar. 2002), 211–21. [PubMed]

[7] Sasaki, N., Kusano, E., Takahashi, H., Ando, Y., Yano, K., Tsuda, E. and Asano, Y. 2005. Vitamin K2 inhibits glucocorticoid-induced bone loss partly by preventing the reduction of osteoprotegerin (OPG). Journal of Bone and Mineral Metabolism. 23, 1 (Jan. 2005), 41–47. DOI:https://doi.org/10.1007/s00774-004-0539-6.

[8] Forli, L., Bollerslev, J., Simonsen, S., Isaksen, G.A., Kvamsdal, K.E., Godang, K., Gadeholt, G., Pripp, A.H. and Bjortuft, O. 2010. Dietary Vitamin K2 Supplement Improves Bone Status After Lung and Heart Transplantation. Transplantation. 89, 4 (Feb. 2010), 458–464. DOI:https://doi.org/10.1097/tp.0b013e3181c46b69.

[9] Purwosunu, Y., Rachman, I.A., Reksoprodjo, S. and Sekizawa, A. 2006. Vitamin K2 treatment for postmenopausal osteoporosis in Indonesia. Journal of Obstetrics and Gynaecology Research. 32, 2 (Mar. 2006), 230–234. DOI:https://doi.org/10.1111/j.1447-0756.2006.00386.x.

[10] Knapen, M.H.J., Schurgers, L.J. and Vermeer, C. 2007. Vitamin K2 supplementation improves hip bone geometry and bone strength indices in postmenopausal women. Osteoporosis International. 18, 7 (Feb. 2007), 963–972. DOI:https://doi.org/10.1007/s00198-007-0337-9.

[11] Ozuru, R., Sugimoto, T., Yamaguchi, T. and Chihara, K. 2002. Time-dependent effects of vitamin K2 (menatetrenone) on bone metabolism in postmenopausal women. Endocrine journal. 49, 3 (Jun. 2002), 363–70. [PubMed]

[12] Geleijnse, J., Vermeer, C., Grobbee, D., Schurgers, L., Knapen, M., van, der, Hofman, A. and Witteman, J. 2004. Dietary intake of menaquinone is associated with a reduced risk of coronary heart disease: the Rotterdam Study. The Journal of nutrition. 134, 11 (Nov. 2004), 3100–5. [PubMed]

[13] Gast, G.C.M., de Roos, N.M., Sluijs, I., Bots, M.L., Beulens, J.W.J., Geleijnse, J.M., Witteman, J.C., Grobbee, D.E., Peeters, P.H.M. and van der Schouw, Y.T. 2009. A high menaquinone intake reduces the incidence of coronary heart disease. Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases. 19, 7 (Sep. 2009), 504–510. DOI:https://doi.org/10.1016/j.numecd.2008.10.004.

[14] Knapen, M.H.J., Braam, L.A.J.L.M., Drummen, N.E., Bekers, O., Hoeks, A.P.G. and Vermeer, C. 2015. Menaquinone-7 supplementation improves arterial stiffness in healthy postmenopausal women. Thrombosis and Haemostasis. 113, 5 (Feb. 2015), 1135–1144. DOI:https://doi.org/10.1160/th14-08-0675.

[15] Ishizuka, M., Kubota, K., Shimoda, M., Kita, J., Kato, M., Park, K. and Shiraki, T. 2012. Effect of menatetrenone, a vitamin k2 analog, on recurrence of hepatocellular carcinoma after surgical resection: a prospective randomized controlled trial. Anticancer research. 32, 12 (Dec. 2012), 5415–20. [PubMed]

[16] Mizuta, T., Ozaki, I., Eguchi, Y., Yasutake, T., Kawazoe, S., Fujimoto, K. and Yamamoto, K. 2006. The effect of menatetrenone, a vitamin K2 analog, on disease recurrence and survival in patients with hepatocellular carcinoma after curative treatment. Cancer. 106, 4 (2006), 867–872. DOI:https://doi.org/10.1002/cncr.21667.

[17] Choi, H.J., Yu, J., Choi, H., An, J.H., Kim, S.W., Park, K.S., Jang, H.C., Kim, S.Y. and Shin, C.S. 2011. Vitamin K2 Supplementation Improves Insulin Sensitivity via Osteocalcin Metabolism: A Placebo-Controlled Trial. Diabetes Care. 34, 9 (Aug. 2011), e147–e147. DOI:https://doi.org/10.2337/dc11-0551.

[18] SAKAMOTO, N., NISHIIKE, T., IGUCHI, H. and SAKAMOTO, K. 2000. Possible effects of one week vitamin K (menaquinone-4) tablets intake on glucose tolerance in healthy young male volunteers with different descarboxy prothrombin levels. Clinical Nutrition. 19, 4 (Aug. 2000), 259–263. DOI:https://doi.org/10.1054/clnu.2000.0102.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Como Usa Google la Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies