Citicolina

Ultima actualizacion: marzo 9th, 2017 at

Citicolina: es una substancia bioquímica producida naturalmente en el cuerpo, que en su forma sintética es un psico-estimulante del grupo de los nootrópicos o Drogas inteligentes y se conoce como citidina, difosfato-colina (CDP-colina) o citidina 5′-difosfato.

Usos y beneficios de la Citicolina

Originalmente este suplemento fue desarrollado en Japón para tratar el accidente cerebrovascular.

Más tarde se introdujo como medicamento en Europa donde se prescribe frecuentemente para problemas de cognición y circulación cerebral.

En estos países ahora se prescribe con frecuencia para problemas cognición relacionados con alteraciones de la circulación cerebral.

La citicolina se vende como suplemento dietético o medicamento en muchos países occidentales bajo marcas como:

  • Ceraxon
  • Cognizin
  • NeurAxon
  • Somazina
  • Synapsine
  • Trausan
  • CDP
  • Cebrolux
  • Cebroton
  • Citidinadifosfocolina
  • Neuroton

Como funciona

La citicolina parece aumentar una sustancia química cerebral llamada fosfatidilcolina que es importante para una correcta función cerebral.

Se cree que aumenta la producción de neurotransmisores clave, como la acetilcolina, norepinefrina, dopamina y serotonina, los cuales son esenciales para mantener el equilibrio del estado de ánimo y la memoria.

La citicolina también podría disminuir el daño del tejido cerebral cuando el cerebro está lesionado.

Entre los beneficios atribuidos a la citicolina se encuentra el mejoramiento de:

  • El rendimiento cognitivo
  • La memoria
  • El estado de ánimo
  • Mantiene la salud y función de las células del cerebro durante el envejecimiento o después de una lesión cerebral (contusiones y golpes).

La Citicolina se utiliza generalmente por sus beneficios atribuidos en el tratamiento de:

  • Pérdida de memoria
  • Deterioro de la memoria asociado a la edad
  • Glaucoma (aumento de la presión ocular)
  • Problemas con la función nerviosa.
  • Ojo Vago
  • Trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Trauma craneal
  • Derrame cerebral
  • Accidente cerebrovascular
  • Alzheimer
  • Parkinson y
  • otros tipos de demencia

Eficacia

Probablemente eficaz

Existe buena evidencia científica, sin embargo, se requieren estudios adicionales, para tener una base científica sólida de su eficacia en los siguientes usos:

Problemas de memoria relacionados con la edad:

El consumo de citicolina parece ayudar a la pérdida de memoria en personas de 50 a 85 años.

Problemas de circulación en el cerebro (enfermedades cerebrovasculares):

Existe cierta evidencia que el consumo a largo plazo de citicolina por vía oral, intramuscular o intravenosa, podría mejorar la memoria y el comportamiento en pacientes con enfermedades cerebrovasculares, o accidente cerebrovascular.

Recuperación del accidente cerebrovascular.

Los pacientes que consumen citicolina por vía oral dentro de las 24 horas siguientes al tener cualquier tipo de accidente cerebrovascular causado por un coágulo (ictus isquémico), son más propensos que aquellos que no lo hacen a la recuperación completa al cabo de 3 meses.

De la misma forma, aquellos pacientes con ictus que reciben citicolina por vía intravenosa dentro de las 12 horas siguientes al accidente cerebrovascular isquémico, y posteriormente de forma diaria durante siete días, también son más propensos a la recuperación que aquellos que no lo hacen.

Posiblemente eficaz

Existen pocos estudios y evidencia científica y en algunos casos los resultados son contradictorios, para evaluar la eficacia de este suplemento en los siguientes usos:

La enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia:

Algunas evidencias sugieren que el tomar citicolina por vía oral puede mejorar el aprendizaje, la memoria y el procesamiento de la información (función cognitiva) en personas con enfermedad de Alzheimer leve o moderada.

Ojo vago (ambliopía):

Las primeras investigaciones sugieren que la administración de citicolina por vía parenteral durante 15 días podría mejorar la visión en personas con un ojo vago.

Adicción a la cocaína:

Las primeras investigaciones sugieren que la ingesta de citicolina podría reducir el consumo de cocaína en las personas con trastorno bipolar y adicción a la cocaína.

Glaucoma:

El desarrollo de la evidencia sugiere que la citicolina podría mejorar la visión en algunas personas con glaucoma.

La pérdida de visión debido al bloqueo del nervio óptico (neuropatía óptica isquémica):

Las primeras investigaciones sugieren que el consumo de una marca específica de citicolina (Cebrolux-Tubilux) durante 60 días podría mejorar la visión en personas con neuropatía óptica isquémica.

Memoria:

Las primeras investigaciones sugieren que el consumo por vía oral de citicolina podría mejorar la memoria, el aprendizaje y la capacidad de hablar en personas con lesión cerebral causada por traumatismos.

Otras investigaciones sugieren que la citicolina podría mejorar algunos aspectos de la memoria en las personas de edad avanzada.

Fuerza muscular:

Las primeras investigaciones sugieren que la inyección de citicolina por vía intravenosa (IV) podría mejorar la fuerza muscular en las personas que se recuperan de un accidente cerebrovascular que no haya sido causada por un trauma sino por hemorragia cerebral

La enfermedad de Parkinson:

Algunas investigaciones muestran que la administración de citicolina por vía parenteral y en combinación con el tratamiento habitual, podría mejorar algunos síntomas de la enfermedad de Parkinson, pero no los temblores.

Probablemente ineficaz

Existen pocos estudios para demostrar la ineficacia de este suplemento en los siguientes usos:

Prevención del delirio postoperatorio en ancianos:

Una investigación sugiere que el consumo de citicolina 24 horas antes de la cirugía y durante los 4 días siguientes al procedimiento, no reduce los síntomas de delirio en personas de edad avanzada.

Estado de ánimo en pacientes con trastorno bipolar y adición a la cocaína:

Las primeras investigaciones sugieren que el tomar citicolina no mejora la depresión o los síntomas maniaco compulsivos en personas con trastorno bipolar con adicción a la cocaína.

La demencia vascular o demencia multiinfarto:

El consumo de citicolina no parece mejorar los síntomas en personas con demencia vascular.

Efectos secundarios

La citicolina es POSIBLEMENTE SEGURA cuando se toma por vía oral a corto plazo (hasta 90 días).

Sin embargo, se desconocen los efectos secundarios que pueda causar este suplemento cuando es consumido a largo plazo.

En la mayoría de casos, el consumo de citicolina no causa efectos secundarios graves, sin embargo, algunas personas pueden experimentar:

  • Insomnio
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea
  • Presión sanguínea alta o baja
  • Náuseas
  • Visión borrosa
  • Dolores en el pecho,
  • Cambios en el ritmo cardíaco
  • Estreñimiento
  • Erupción cutánea
  • Dolor de estómago
  • Hinchazón de las extremidades, y
  • Vómito.

Contraindicaciones y precauciones especiales

Debe usarse con precaución en personas que toman medicamentos o suplementos que afecten los niveles de dopamina.

Precauciones especiales durante su uso

En presencia de otras condiciones:

Debe usarse con precaución en personas con enfermedades del corazón, condiciones circulatorias, o dolores de cabeza frecuentes.

Durante el Embarazo y lactancia:

No existe evidencia científica suficiente, que demuestre la seguridad del consumo de citicolina durante el embarazo o el periodo de lactancia.

Permanezca de lado seguro y no la use.

Interacciones

Con medicamentos

La citicolina puede causar presión arterial baja, por lo tanto, se recomienda precaución en personas que toman medicamentos para disminuir la presión arterial.

También puede interactuar con medicamentos que afectan la dopamina,  el ritmo cardíaco.

Puede tener interacciones con medicamentos que tratan el accidente cerebrovascular agudo, el asma, la enfermedad de Parkinson, el Alzheimer, los niveles altos de colesterol y el dolor.

Con hierbas medicinales y suplementos dietéticos

Al interferir con la presión arterial, se recomienda precaución en aquellas personas que consumen hierbas y suplementos que disminuyen la presión arterial.

Puede interactuar con hierbas y suplementos que afectan la dopamina, el ritmo cardíaco, y los niveles de colesterol.

También interactúa con hierbas y suplementos para tratar el asma, la enfermedad de Parkinson, el Alzheimer, el dolor, el accidente cerebrovascular agudo y las hierbas y suplementos anti envejecimiento

Dosis

Las siguientes dosis se fundamentan en datos anecdóticos, teorías científicas y pruebas clínicas limitadas.

Por lo tanto, es posible que su seguridad y eficacia no haya sido completamente demostrada.

Por vía oral

  • Envejecimiento:  1.000 miligramos diarios por día durante 21 días.
  • Alzheimer: 1.000 miligramos diarios durante 12 semanas.
  • Trastorno bipolar, añadido al tratamiento regular: 500 miligramos al día, con un aumento gradual hasta 2.000 miligramos durante 12 semanas.
  • Para la dependencia a la cocaína: 1.000 miligramos al día durante cuatro días.
  • Delirio postoperatorio en ancianos: 1.200 miligramos, 24 horas antes de la cirugía de cadera y durante los cuatro días después del procedimiento.
  • Glaucoma (aumento de la presión ocular): 1.600 miligramos de Cebrolux
  • Pérdida de la memoria:  500-2.000 miligramos durante 4-8 semanas.
  • Enfermedad de los nervios del ojo: 1.600 miligramos de Cebrolux al día durante 60 días.
  • Para la Enfermedad de Parkinson: 500-1,200 por día durante un mes.
  • Accidente cerebrovascular: 500-2.000 miligramos una o dos veces al día durante seis semanas.
  • Disquinesia tardía (trastorno del movimiento):  500-1,200 miligramos al día durante cuatro semanas.

Por vía intramuscular

  • Disminución del flujo de sangre al cerebro: 1.000 miligramos durante 28 días.
  • Demencia: 200 miligramos cada ocho horas durante los primeros 10 días, seguido de otros 200 miligramos cada 12 horas adicionales para los próximos 10 días, y 200 miligramos cada 24 horas durante los últimos 10 días
  • Trastornos de los ojos: 1.000 miligramos al día durante 15 días.
  • Depresión: 500 miligramos por día. La dosis se separó en 300 miligramos a las 8 am y 200 miligramos a las 5 pm durante al menos 21 días.
  • Glaucoma (aumento de la presión ocular): 1.000 miligramos de Neuroton o Cebroton al día durante 60-120 días
  • Pérdida de la memoria:  250-500 miligramos al día durante 14-20 días.
  • Enfermedad de Parkinson: 1.000 miligramos al día durante 15 días añadido adicional al tratamiento con levodopa

Por vía intravenosa

  • Hemorragia cerebral: 1.000 miligramos cada 12 horas durante dos semanas.
  • Daño cerebral: 1.000 miligramos durante cuatro semanas.
  • Fuerza muscular después del accidente cerebrovascular: 250 miligramos dos veces al día durante 14 días
  • Accidente cerebrovascular:  500 miligramos al día durante siete días.

Investigaciones y estudios

El uso de procolinergicos en la prevención del delirio postoperatorio en la cirugía por fractura de cadera en adultos mayores. (Ensayo controlado aleatorio).

Datos del autor:

Dpto. de Neurología; Hospital Clínico de la Universidad de Chile Dr. José Joaquín Aguirre, Santiago de Chile, Chile.

INTRODUCCIÓN:

Del 40 al 50% de los ancianos con fractura de cadera presentan delirio postoperatorio. OBJETIVO:

Estudiar el uso de la citicolina (CDP colina) en la prevención del delirio postoperatorio en adultos mayores sometidos a cirugía por fractura de cadera.

PACIENTES Y MÉTODOS:

Ensayo controlado aleatorio en pacientes con fractura de cadera sin demencia u otra enfermedad cerebral orgánica.

La medicación se administró 24 horas antes y durante 4 días después de la cirugía. Las dosis fueron de 1,2 g / día.

RESULTADOS:

El tamaño de la muestra fue de 81 pacientes (46 con placebo y 35 con citicolina).

La edad media fue de 79,45 para el grupo probado y 79.97 para el placebo.

No hubo diferencia estadísticamente significativa entre los grupos.

La incidencia de delirio fue de 17,39% en el grupo placebo y el 11,76% en el grupo de la citicolina

CONCLUSIÓN:

En este estudio, la citicolina no previno redujo la incidencia de delirio postoperatorio en la cirugía por fractura de cadera en ancianos.

Ensayo aleatorizado sobre la eficacia de 2000 mg de citicolina con accidente cerebrovascular isquémico agudo. fase III

Datos del autor:

Ciencias de la Salud de la Universidad de Oregón, Portland, OR 97201, EE.UU.

FONDO:

La citicolina puede reducir la lesión isquémica del sistema nervioso central, mediante la estabilización de las membranas celulares y reducción en la generación de radicales libres.

Anteriores ensayos de seguridad y eficacia en pacientes que han tenido accidentes cerebrovasculares agudos, sugieren que la citicolina puede mejorar el resultado neurológico con efectos secundarios mínimos.

OBJETIVO:

Determinar la seguridad y eficacia del tratamiento con citicolina en pacientes con accidente cerebrovascular agudo.

MÉTODO:

Ensayo aleatorio, doble ciego en 899 pacientes. 446 con placebo en comparación a 453 tratados con 1000 mg de citicolina dos veces al día durante seis semanas, con un post tratamiento de seguimiento de 6 semanas.

RESULTADOS:

El tiempo promedio de tratamiento fue de 13 horas para ambos grupos y la edad media era de 67 años para los que recibieron placebo y 68 años para los que recibieron citicolina.

La incidencia y tipo de efectos secundarios fueron similares entre los grupos.

No hay diferencias entre los grupos en el análisis primario previsto,

No hubo diferencias entre los grupos en otros análisis secundarios previstos a los 90 días, incluida la mortalidad.

Sin embargo, el análisis post hoc resulta en una “excelente recuperación” utilizando medidas estándar. Esto sugiere un posible efecto del tratamiento sobre el Rankin modificada de 0 ó 1 (escala utilizada para medir el resultado funcional tras un ictus)

CONCLUSIONES:

La citicolina era segura pero ineficaz para mejorar el pronóstico de los pacientes con ictus isquémico agudo medido por los análisis planificados.

Los análisis post hoc sugieren que se hubieran visto resultados modestos si se hubieran utilizado análisis más tradicionales.

Meta análisis: la citicolina (Cognizin) en el tratamiento del deterioro cognitivo

Datos del autor:

Departamento de Psiquiatría de Ciencia y Medicina Psicológica de la Universidad de Roma La Sapienza, Roma, Italia.

ABSTRACTO

El tratamiento farmacológico de los trastornos cerebrovasculares se introdujo a principios del siglo 20.

Desde entonces, una multitud de estudios se han centrado en el desarrollo de un consenso para una taxonomía (clasificación) bien definida de estos trastornos y en la identificación de patrones específicos de los déficits cognitivos asociados con ellos, pero con un claro consenso.

Sin embargo, la citicolina ha demostrado ser un tratamiento válido en pacientes con una patogénesis cerebrovascular para trastornos de la memoria.

Un meta análisis realizado en toda la base de datos disponible, a partir de los estudios clínicos realizados con este compuesto, confirma la evidencia experimental a partir de los estudios con animales.

Dichos estudios han descrito en varias ocasiones, las múltiples acciones biológicas de la citicolina en la restauración tanto de las estructuras de lípidos celulares como en algunas funciones de neurotransmisores.

CONCLUSIONES:

El tratamiento en pacientes con trastornos atribuidos a una patogénesis cerebrovascular tiene una larga historia.

Por desgracia, muchos problemas siguen sin resolverse, incluyendo la taxonomía (clasificación) de estos trastornos y una definición de la disminución del patrón cognitivo que pueda asociarse con dicha taxonomía.

Estos problemas intrínsecos no han contribuido al desarrollo de métodos aceptados en la investigación y el tratamiento de estos pacientes.

Sin embargo, a pesar de estas dificultades y elementos de confusión entre diferentes estudios clínicos realizados en diferentes períodos de tiempo, la citicolina ha surgido como un tratamiento válido para los pacientes con trastornos cerebrovasculares crónicos o con problemas de memoria.

Ensayo aleatorizado, controlado con placebo

Sobre la eficacia de la citicolina como tratamiento complementario en pacientes ambulatorios con trastorno bipolar y dependencia de la cocaína.

Datos del autor:

Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Texas Southwestern Medical Center, Dallas, TX 75390-8849, EE.UU.

INTRODUCCIÓN:

El trastorno bipolar se asocia con tasas más altas de abuso de sustancias que cualquier otro trastorno psiquiátrico, siendo particularmente común el consumo de cocaína.

Tanto el consumo de cocaína y trastorno bipolar están asociados con síntomas de estado de ánimo y el deterioro cognitivo.

Por lo tanto, podrían ser de utilidad aquellos tratamientos que estabilizan el estado de ánimo, mejoran la cognición, y reducen el consumo de cocaína.

La citicolina modula el metabolismo de fosfolípidos y niveles de neurotransmisores y parece mejorar la cognición en algunos trastornos del sistema nervioso central.

Se llevó a cabo un ensayo aleatorizado controlado con placebo durante un periodo de 12 semanas a un grupo de 44 pacientes ambulatorios, con antecedentes de manía o hipomanía y dependencia de la cocaína.

El objetivo principal fue examinar la memoria, pero también se evaluó el estado de ánimo y el consumo de cocaína.

MÉTODO:

Los participantes fueron evaluados mediante entrevista de diagnóstico estructurada; Inventario de la sintomatología depresiva, la Young Mania Rating Scale, y el Learning Test.

El consumo de cocaína se evaluó con análisis de drogas en orina.

Los datos fueron analizados mediante el análisis de modelo mixto de covarianza, ecuaciones de estimación generalizadas, y el análisis de regresión logística que utiliza todos los datos disponibles.

RESULTADOS:

Se observó un efecto significativo a favor de la citicolina en la lista de palabras alternativas en el Learning Test.

No se encontraron diferencias significativas entre los grupos en el Inventario de la sintomatología depresiva o el Young Mania Rating Scale.

El grupo de la citicolina tenía una probabilidad significativamente menor de una muestra de orina con resultados positivos para cocaína (P = 0,026).

La relación de estimación del grado de variación conjunta ajustado, fue de 6.41, lo que sugiere que los que tomaron el placebo tuvieron 6.41 veces mayor probabilidad de dar positivo por cocaína que los que tomaron la citicolina.

La citicolina fue bien tolerada, sin interrupciones debido a los efectos secundarios de la medicación.

CONCLUSIONES:

El uso de la citicolina se asoció con una mejora en algunos aspectos de la memoria declarativa y el consumo de cocaína, en comparación con el placebo, pero no en el estado de ánimo.

Los resultados son prometedores y sugieren que se necesitan pruebas y ensayos más grandes para la citicolina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Como Usa Google la Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies