Aceite de pescado

Ultima actualizacion: marzo 9th, 2017 at

Aceite de pescado: Los ácidos grasos Omega-3 contenidos en este aceite son considerados ácidos grasos esenciales, necesarios para la salud humana, pero el cuerpo no puede hacer que se sinteticen, usted tiene que conseguirlos a través de los alimentos que consume, especialmente el pescado.

Usos y beneficios.

Los ácidos grasos Omega-3 se encuentran en pescados como el salmón, el atún y el halibut, además de otros mariscos, incluyendo algas y el krill, algunas plantas y aceites de frutos secos.

También se conocen como ácidos grasos poliinsaturados (AGPI); los ácidos grasos omega-3 juegan un papel crucial en la función cerebral, así como el crecimiento y desarrollo normal.

Se han hecho populares, ya que pueden reducir el riesgo de enfermedades del corazón. La American Heart Association recomienda consumir pescado, especialmente graso como la caballa, la trucha de lago, el arenque, las sardinas, el atún blanco y el salmón, por lo menos 2 veces a la semana.

Las investigaciones demuestran que los ácidos grasos omega-3 reducen la inflamación y puede ayudar a un menor riesgo de enfermedades crónicas como las enfermedades cardíacas, el cáncer y la artritis.

Los ácidos grasos Omega-3 se encuentran altamente concentrados en el cerebro y parecen ser importantes para el desarrollo cognitivo (memoria del cerebro y el rendimiento) y la función del comportamiento.

De hecho, los bebés que no reciben los ácidos grasos omega-3 suficiente de sus madres durante el embarazo están en riesgo de desarrollar problemas de visión y de los nervios.

Los síntomas de la deficiencia de ácidos grasos omega-3 incluyen fatiga, mala memoria, piel seca, problemas de corazón, cambios de humor o depresión, y la mala circulación.

Es importante tener la proporción adecuada de ácidos grasos omega-3 y omega-6 (otro ácido graso esencial) en la dieta.

Los ácidos grasos omega-3 ayudan a reducir la inflamación, y la mayoría de los ácidos grasos omega-6 tienden a promover la inflamación.

La dieta típica occidental tiende a contener 14 a 25 veces más ácidos grasos omega-6 que los ácidos grasos omega-3, que muchos médicos orientados nutricionalmente consideran demasiado alto.

¿Cómo funciona el Aceite de pescado?

Una gran parte del beneficio del Aceite de pescado parece provenir de los ácidos grasos omega-3 que contiene, curiosamente, el cuerpo no produce sus propios ácidos grasos omega-3, estos se incluyen a menudo en los suplementos de Aceite de pescado. Los ácidos grasos omega-3 reducen el dolor y la hinchazón, esto puede explicar por qué es probablemente eficaz para la psoriasis y la sequedad de los ojos, estos ácidos grasos también evitan que la sangre se coagule fácilmente, lo que lo podría hacer útil para algunas enfermedades del corazón.

Eficacia del Aceite de pescado.

Eficaz para:

  • Los triglicéridos elevados:

Los triglicéridos elevados se asocian con la enfermedad cardíaca y la diabetes no tratada. Para reducir el riesgo de enfermedades del corazón, los médicos creen que es importante mantener los triglicéridos por debajo de un cierto nivel; generalmente, los médicos recomiendan aumentar la actividad física y la restricción de grasas en la dieta para reducir los triglicéridos. A veces también recetan medicamentos tales como el gemfibrozil (Lopid) para su uso, además de otros cambios en el estilo de vida. Ahora, los investigadores creen que el Aceite de pescado, aunque no es tan eficaz como el gemfibrozil, puede reducir los niveles de triglicéridos en un 20% a un 50%. Un suplemento de Aceite de pescado en particular llamado Lovaza ha sido aprobado por la FDA para reducir los triglicéridos, contiene 465 miligramos de EP y 375 miligramos de DHA en cápsulas de 1 gramo.

  • Las enfermedades del corazón:

Las investigaciones sugieren que el consumo de pescado, puede ser eficaz para mantener a las personas con corazones sanos, libres de enfermedades del corazón. Las personas que ya tienen una enfermedad cardíaca también pueden reducir su riesgo de morir por enfermedades del corazón con el consumo de pescado o tomar un suplemento de Aceite de pescado. Sin embargo, para las personas que ya toman medicamentos para el corazón como “estatina”, y añaden el consumo de Aceite de pescado, podría no ofrecer ningún beneficio adicional.

El Aceite de pescado parece reducir el riesgo que los vasos sanguíneos se vuelvan a bloquear después de una cirugía de bypass del corazón o cateterismo “globo” (angioplastia con balón), disminuye la tasa de re-bloqueo en hasta un 26%, cuando se administra durante un mes antes del procedimiento y continuar durante un mes a partir de la cirugía. Cuando se toma durante menos de un mes antes de la angioplastia, no ayuda a proteger los vasos sanguíneos contra el cierre.

  • La presión arterial alta:

El Aceite de pescado parece producir una modesta reducción en la presión arterial en personas con hipertensión. Los ácidos grasos omega-3 parecen ser capaces de expandir los vasos sanguíneos, y esto disminuye los niveles de presión arterial alta.

  • La artritis reumatoide:

El Aceite de pescado por sí solo, o en combinación con el fármaco naproxeno (Naprosyn), parece ayudar a las personas con artritis reumatoide a superar la rigidez matinal más rápido. Las personas que consumen Aceite de pescado a veces pueden reducir el uso de medicamentos para el dolor, como los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE).

  • El dolor menstrual (dismenorrea):

Tomar Aceite de pescado por sí solo o en combinación con la vitamina B12 parece mejorar episodios dolorosos durante el periodo menstrual y reducir la necesidad de medicamentos para el dolor, como los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE).

  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en niños:

Tomar Aceite de pescado parece mejorar las habilidades de pensamiento y el comportamiento en los niños de 8 a 12 años de edad con TDAH.

  • Síndrome de Raynaud:

Hay cierta evidencia que tomar Aceite de pescado puede mejorar la tolerancia al frío en algunas personas con la forma habitual de síndrome de Raynaud, pero las personas con síndrome de Raynaud, causado por una enfermedad llamada esclerosis sistémica progresiva, no parecen beneficiarse igualmente con el consumo de  este suplemento

  • Accidente cerebro vascular:

El consumo moderado de pescado, una o dos veces a la semana, parece reducir el riesgo de tener un accidente cerebro vascular hasta en un 27%. Sin embargo, el consumo de pescado no hace menor el riesgo de accidente cerebro vascular en las personas que ya están tomando aspirina para la prevención, por otro lado, el consumo de mucho pescado, más de 46 gramos por día, parece aumentar el riesgo de esta enfermedad, incluso al parecer, tiende a duplicarlo.

  • Los huesos débiles (osteoporosis):

Tomando Aceite de pescado solo o en combinación con calcio y aceite de onagra, parece ralentizar la tasa de pérdida ósea y aumentar la densidad ósea en el hueso del muslo (fémur) y la columna vertebral, en las personas de edad avanzada con osteoporosis.

  • Endurecimiento de las arterias (ateroesclerosis):

El Aceite de pescado parece retardar o ligeramente revertir el progreso de la aterosclerosis en las arterias que irrigan al corazón (arterias coronarias), pero no en las arterias que llevan la sangre hasta el cuello y la cabeza (arterias carótidas).

Logo Cuerpo y SaludSABER MÁS

La nefropatía por IgA, o enfermedad de Berger.

Se refiere a un trastorno renal, donde los anticuerpos, inmunoglobulina A, se acumulan en el tejido del riñón.

Su causa es una proteína denominada anticuerpo que ayuda al cuerpo a combatir infecciones, ocurre cuando se deposita mucha de esta proteína en los riñones acumulándose en el interior de los pequeños vasos sanguíneos del riñón, donde resultan inflamadas y dañadas las estructuras en el riñón llamadas glomérulos.

Este trastorno puede aparecer de manera súbita o empeorar en forma lenta durante muchos años. Los factores de riesgo pueden ser:

Antecedente personal o familiar de nefropatía por IgA, una forma de vasculitis que afecta muchas partes del cuerpo, la raza blanca o asiática.

La nefropatía por IgA puede presentarse en personas de todas las edades, pero tiene mayor incidencia a los hombres desde la adolescencia hasta finales de la tercera década de vida.

Su sintomatología comprende:

Orina con sangre que comienza durante o poco después de una infección respiratoria, episodios repetitivos de orina con sangre u oscura, hinchazón de manos y pies.

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y prevenir o retrasar la insuficiencia renal crónica.

  • Los problemas renales:

El consumo a largo plazo (dos años) de pescado, de 4 a 8 gramos al día, puede retardar la pérdida de la función renal en pacientes de alto riesgo con una enfermedad renal llamada nefropatía por IgA. El Aceite de pescado también parece reducir la cantidad de proteína en la orina de las personas que tienen enfermedad renal como consecuencia de la diabetes.

  • El trastorno bipolar:

Tomar Aceite de pescado con los tratamientos habituales para el trastorno bipolar, parece mejorar los síntomas de la depresión y aumentar la cantidad de tiempo entre los episodios depresivos, pero no parece mejorar los síntomas de manía en las personas con trastorno bipolar.

  • Psicosis:

Tomar un suplemento de Aceite de pescado podría ayudar a prevenir que la enfermedad psicótica completa se desarrolle en personas con síntomas leves. Esto sólo ha sido probado en los adolescentes y adultos de hasta 25 años de edad.

  • La pérdida de peso:

Algunas pruebas indican que el consumo de Aceite de pescado mejora la pérdida de peso y disminuye el azúcar en la sangre en personas con sobrepeso y personas con presión arterial alta. Investigaciones preliminares también demuestran que tomar específicamente 6 gramos diarios (Hi-DHA, NuMega), proporcionan 260 mg de DHA por gramo y 60 mg de EPA por gramo, haciendo que disminuya significativamente la grasa corporal cuando se combina con ejercicio.

  • El cáncer de endometrio:

Existe evidencia, que mujeres que consumen regularmente alrededor de dos porciones de pescado graso a la semana, tienen un menor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio.

  • Enfermedades oculares:

Existe evidencia que las personas que comen pescado más de una vez a la semana tienen un menor riesgo de desarrollar enfermedades oculares y degeneración macular, relacionada con la edad (DMAE).

  • Aborto involuntario recurrente en mujeres embarazadas con síndrome antifosfolipídico:

Tomar Aceite de pescado parece prevenir el aborto involuntario y aumentar la tasa de nacidos vivos en mujeres embarazadas con una enfermedad llamada síndrome antifosfolipídico.

  • Trasplante de corazón:

El consumo de Aceite de pescado disminuye la presión arterial alta y problemas renales después de un trasplante de corazón, preserva  también la función renal y reduce el continuo aumento de la presión arterial a largo plazo, después de un trasplante de corazón.

  • La ciclosporina:

Es un medicamento que reduce el riesgo de rechazo de órganos después de un trasplante, y que puede generar daño a los riñones y la presión arterial alta. El Aceite de pescado podría ayudar a reducir algunos de estos efectos secundarios no deseados del tratamiento.

  • Trastornos del movimiento en los niños (dispraxia):

El tomar Aceite de pescado por vía oral, en combinación con el aceite de onagra, aceite de tomillo, y la vitamina E (Efalex, EfamolLtd), parece mejorar los trastornos del movimiento en niños con dispraxia.

  • Trastorno de desarrollo de la coordinación:

Una combinación de Aceite de pescado (80%) y aceite de onagra (20%) parece mejorar la lectura, la ortografía y la conducta, cuando se administra a niños de 5 a 12 años con trastorno de desarrollo de la coordinación. Sin embargo, no parece mejorar las habilidades motoras.

  • La prevención de la obstrucción de los injertos utilizados en diálisis renal:

El tomar Aceite de pescado por vía oral parece ayudar a prevenir la formación de coágulos en los injertos de hemodiálisis.

  • Psoriasis

Existe alguna evidencia que la administración de Aceite de pescado por vía intravenosa (IV) puede disminuir los síntomas de la psoriasis severa, pero tomarlo por vía oral no parece tener ningún efecto sobre la psoriasis incipiente.

  • El colesterol alto

Hay interés en el uso de Aceite de pescado en combinación con las drogas “estatinas” para algunas personas con el colesterol alto. Los médicos estaban preocupados, que el tomar Aceite de pescado podría interferir con el tratamiento con estatinas, pero los primeros estudios indican que esto no es un problema, por lo menos no con la estatina llamada simvastatina.

Los científicos creen que su consumo puede reducir el colesterol, manteniendo su absorción en el intestino. Existe alguna evidencia que el uso de la vitamina B12 junto con este suplemento podría aumentar su capacidad para reducir el colesterol.

  • Cirugía de bypass de la arteria coronaria

Tomar Aceite de pescado parece prevenir los injertos coronarios de nuevo cierre, después de la cirugía de bypass de arteria coronaria.

  • Pérdida de peso relacionada con el cáncer:

Tomando una dosis alta (7,5 gramos por día) de Aceite de pescado, parece ralentizar la pérdida de peso en algunos pacientes con cáncer. Algunos investigadores creen además que estos pacientes al consumirlo más están luchando contra la depresión y mejoran su estado de ánimo.

  • Asma

Algunas investigaciones sugieren que el Aceite de pescado puede reducir la incidencia de asma en los bebés y los niños cuando es tomada por las mujeres al final del embarazo. Por otra parte, parece mejorar el flujo de aire, reducir la tos y disminuye la necesidad de medicamentos en algunos niños con asma, sin embargo no parece proporcionar el mismo beneficio para los adultos.

Posiblemente ineficaz para:

  • Dolor en el pecho (angina).
  • La infección de las encías (gingivitis).
  • La enfermedad hepática.
  • Dolor en las piernas debido a problemas de flujo sanguíneo (claudicación).
  • La prevención de las migrañas.
  • Prevenir el dolor muscular causado por el ejercicio físico.
  • Dolor en los senos.
  • Erupciones en la piel causadas por reacciones alérgicas.
  • Úlceras gástricas.

Probablemente Ineficaz para:

  • La diabetes tipo 2: Tomar Aceite de pescado no parece reducir el azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2, sin embargo, puede proporcionar otros beneficios para las personas con diabetes, tales como la reducción de grasas en la sangre llamadas triglicéridos.

Evidencia insuficiente para:

  • Alergias: Algunas investigaciones sugieren que las madres que toman suplementos de Aceite de pescado durante las últimas etapas del embarazo pueden disminuir la incidencia de las alergias en sus hijos.
  • La enfermedad de Alzheimer: Existe cierta evidencia preliminar que el Aceite de pescado puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer, pero eso no parece ayudar a prevenir una disminución en las habilidades de pensamiento, para la mayoría de las personas que ya tienen la enfermedad de Alzheimer leve a moderada.
  • La dermatitis atópica: Las madres que toman suplementos de Aceite de pescado durante el embarazo podrían reducir la incidencia y la severidad de la dermatitis atópica en los bebés y los niños que están en riesgo para esta condición, pero no parece ser efectivo para el tratamiento de la dermatitis atópica.
  • La fibrilación auricular: Los estudios de investigación sobre los efectos del Aceite de pescado en la fibrilación auricular han producido resultados contradictorios.
  • Depresión: Existe información contradictoria sobre el efecto de tomar Aceite de pescado cuando se tiene depresión. Algunas investigaciones muestran que el tomarlo junto con un antidepresivo podría ayudar a mejorar los síntomas, pero otras investigaciones, en cambio, muestran que el tomar Aceite de pescado no mejora los síntomas.

Efectos secundarios del acido gamma-linolénico

El Aceite de pescado es PROBABLEMENTE SEGURO para la mayoría de las personas, incluidas las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, cuando se toma en dosis bajas (3 gramos o menos por día).

Existen algunas preocupaciones de seguridad cuando se toma en dosis altas.

Tomar más de 3 gramos por día puede impedir que la sangre se coagule y se puede aumentar la posibilidad de sangrado.

Las dosis altas también pueden reducir la actividad del sistema inmunitario, lo que reduce la capacidad del cuerpo para combatir infecciones.

Esta es una preocupación especial para las personas que toman medicamentos para reducir la actividad de su sistema inmune (pacientes con trasplante de órganos, por ejemplo) y los ancianos. Se recomienda tomar altas dosis de Aceite de pescado, mientras se esté bajo supervisión médica.

El aceite de pescado puede causar efectos secundarios como eructos, mal aliento, acidez estomacal, náuseas, diarrea, erupción cutánea y hemorragia nasal, tomarlo congelado o con las comidas, a menudo puede disminuir estos efectos secundarios.

El consumo de grandes cantidades de Aceite de pescado de algunas fuentes de la dieta POSIBLEMENTE NO ES SEGURO, ya que algunas carnes de pescado (especialmente tiburón, caballa y salmón de criadero) pueden estar contaminadas con mercurio y otros productos químicos industriales y ambientales, pero los suplementos de Aceite de pescado no suelen contener estos contaminantes.

Advertencias y precauciones especiales

Enfermedad hepática: El Aceite de pescado podría aumentar el riesgo de sangrado.

Alergia a los mariscos: Algunas personas que son alérgicas a los mariscos como el pescado también pueden ser alérgicas a los suplementos de Aceite de pescado; no hay información confiable mostrando la probabilidad que las personas con alergia a los mariscos han de tener una reacción alérgica a este suplemento, sin embargo, hasta que se conozcan más datos es mejor asesoras a las personas, sobre el evitar o utilizar suplementos de aceite de pescado con cautela.

Trastorno bipolar: Su consumo podría aumentar algunos de los síntomas de esta afección.

Depresión: El tomar Aceite de pescado puede aumentar algunos de los síntomas de esta afección.

Diabetes: Existe cierta preocupación que al tomar altas dosis de Aceite de pescado puede hacer que el control de azúcar en la sangre sea más difícil.

Presión arterial alta: El Aceite de pescado puede reducir la presión arterial y puede causar que la presión arterial baje demasiado en las personas que están siendo tratadas con medicamentos para reducir la presión arterial.

VIH/SIDA y otras condiciones en las que la respuesta del sistema inmunológico se baja: Las dosis altas pueden reducir la respuesta del sistema inmunológico del cuerpo. Esto podría ser un problema para las personas cuyo sistema inmune ya está débil.

Un desfibrilador implantado (dispositivo colocado quirúrgicamente para evitar que los latidos del corazón sean irregulares): Algunos, pero no todos los estudios sugieren que el Aceite de pescado podría aumentar el riesgo de latido irregular del corazón en pacientes con un desfibrilador implantado. Se recomienda evitar estos suplementos si usted posee este tipo de implante.

Poliposis adenomatosa familiar: Existe cierta preocupación que el Aceite de pescado podría aumentar aún más el riesgo de contraer cáncer en las personas con esta condición. 

Interacciones.

Interacción moderada, tenga cuidado con esta combinación

Las píldoras anticonceptivas (drogas anticonceptivas) en interacción con el Aceite de pescado: Los aceites de pescado parecen ayudar a reducir algunos niveles de grasa en la sangre, estas grasas son llamadas triglicéridos. Las píldoras anticonceptivas pueden disminuir su eficacia por la reducción de estos niveles de grasa en la sangre. Algunas píldoras anticonceptivas incluyen etinilestradiol y levonorgestrel (Triphasil), etinilestradiol y noretindrona (Ortho-Novum 1/35, Ortho-Novum 7/7/7), y otros.

Medicamentos para la presión arterial alta (Fármacos antihipertensivos) en interacción con Aceite de pescado: Los aceites de pescado parecen disminuir la presión arterial, tomarlos junto con medicamentos para la presión arterial alta puede causar que su presión arterial baje demasiado. Algunos medicamentos para la presión arterial alta incluyen captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), losartan (Cozaar), valsartán (Diovan), diltiazem (Cardizem), amlodipina (Norvasc), hidroclorotiazida (Hydrodiuril), furosemida (Lasix) y muchos otros .

Orlistat (Xenical, Alli) en interacción con Aceite de pescado: Orlistat (Xenical, Alli) se utiliza para la pérdida de peso, evita que las grasas dietéticas sean absorbidas por el intestino. Hay cierta preocupación que el orlistat (Xenical, Alli) también pueda disminuir la absorción de Aceite de pescado cuando se toman juntos, para evitar esta interacción potencial, tomar orlistat (Xenical, Alli) y Aceite de pescado al menos con 2 horas de diferencia.

Interacciones menores, preste atención a esta combinación

Medicamentos que retardan la coagulación sanguínea, (fármacos anticoagulantes/antiplaquetarios), en interacción con Aceite de pescado: Los aceites de pescado podrían retardar la coagulación sanguínea, tomando el Aceite de pescado junto con medicamentos que también retardan la coagulación, podría aumentar la probabilidad de moretones y sangrado. Algunos medicamentos que retardan la coagulación sanguínea incluyen aspirina, clopidogrel (Plavix), diclofenac (Voltaren, Cataflam, otros), ibuprofeno (Advil, Motrin, otros), naproxeno (Anaprox, Naprosyn, otros), dalteparina (Fragmin), enoxaparina (Lovenox), heparina, warfarina (Coumadin) y otros.

Dosis seguras recomendadas.

Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas:

Por vía oral

  • Para los triglicéridos altos: De 1 a 4 gramos/día de Aceite de pescado.
  • Para la presión arterial alta: De 1 a 4 gramos de Aceite de pescado proporcionan 2.04 gramos de EPA y 1,4 gramos de DHA al día.
  • Para la fibrilación auricular (una de las cámaras del corazón no se vacía correctamente y esto aumenta el riesgo de formación de coágulos de sangre que conduce a un accidente cerebrovascular): Comer atún o pescado al horno o a la parrilla proporciona ácidos grasos omega-3, una o más veces por semana, parece reducir el riesgo de fibrilación auricular en pacientes de 65 años o más, en comparación con el consumo de pescado una vez al mes o menos. Pero no hay ningún beneficio de comer pescado frito o un sándwich de pescado.
  • En caso de problemas renales relacionados con el uso de ciclosporina para prevenir el rechazo de trasplantes de órganos: 12 gramos/día que contiene 2,2 gramos de EPA y 1,4 gramos de DHA.
  • Para reducir el riesgo general de muerte y el riesgo de muerte súbita en pacientes con enfermedad coronaria: Proporcionar Aceite de pescado 0,3 a 6 gramos de EPA con 0,6 a 3,7 gramos de DHA.
  • Para el asma en los niños: El Aceite de pescado proporciona 17 a 26,8 mg/kg EPA y 7.3 a 11.5 mg/kg DHA, para disminuir los síntomas, para maternas la ingesta de Aceite de pescado 4 gramos al día, proporciona 32% de EPA y 23% de DHA con tocoferol, durante el embarazo de fase tardía se ha utilizado para prevenir el desarrollo de asma en los niños.
  • Para la prevención de las alergias infantiles: El consumo materno de Aceite de pescado de 4 gramos al día, proporciona 32% de EPA y 23% de DHA con tocoferol, durante el embarazo de fase tardía.
  • Para frenar la pérdida de peso en pacientes con cáncer: 7,5 gramos/día de Aceite de pescado proporciona EPA 4,7 gramos y 2,8 gramos de DHA.
  • Para la mejoría de los trastornos del movimiento en los niños con mala coordinación (dispraxia): Proporcionar Aceite de pescado DHA 480 mg en combinación con 35 mg de ácido araquidónico y 96 mg de ácido linoleico gamma alfa del aceite de onagra, aceite de tomillo 24 mg y 80 mg de vitamina E (Efalex ).
  • Para el trastorno de desarrollo de la coordinación en los niños: El Aceite de pescado proporciona EPA 558 mg y DHA 174 en 3 dosis divididas.
  • Para la depresión junto con los antidepresivos convencionales: Aceite de pescado 9,6 gramos/día.
  • Para evitar que la psicosis plena se desarrolle en personas con síntomas leves: Proporcionar Aceite de pescado 1,2 gramos/día.
  • Para mantener las venas abiertas después de la cirugía de bypass coronario: 4 gramos/día de Aceite de pescado contiene EPA 2,04 gramos y 1,3 gramos de DHA.
  • Para prevenir el colapso de las arterias abiertas por la terapia de “globo” (ACTP): 6 gramos/día de Aceite de pescado un mes antes de la ACTP y continuar por un mes después de la ACTP, seguido de 3 gramos de Aceite de pescado al día durante seis meses.
  • Para reducir y prevenir el continuo aumento de la presión arterial a largo plazo y para preservar la función renal tras el trasplante cardiaco: 4 gramos/día de Aceite de pescado (46,5% de EPA y 37,8% de DHA).
  • Para la prevención de la coagulación después de la colocación de un tubo de diálisis: 6 gramos/día de Aceite de pescado.
  • Para preservar la función renal en pacientes con severa nefropatía por IgA: El consumo de 4 a 8 gramos/día de Aceite de pescado.
  • Para los triglicéridos altos combinados y el colesterol alto: El Aceite de pescado proporciona EPA y DHA 1800-2160 mg 1200-1440 mg combinado con ajo en polvo 900-1200 mg/día, se ha utilizado para reducir el colesterol total, LDL, triglicéridos y los índices totales de colesterol de HDL y LDL a HDL.
  • Para intolerancia al salicilato: Aceite de pescado 10 gramos al día.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Como Usa Google la Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies