La esperanza de vida disminuye a nivel global

Según un estudio realizado en la Universidad de John Hopkins, desde 1950, el incremento en la esperanza de vida humana se ha desacelerado drásticamente en todo el mundo.

El hallazgo, reportado en BMC Public Health el 17 de enero, no tiene una explicación clara, pero muestra que desde 1950, el avance en la tecnología de la salud, no ha sido suficiente para mantener las tasas históricas de longevidad, tanto en países pobres como ricos.

Los avances médicos no son suficientes

Aunque se espera un “efecto techo” a medida que la esperanza de vida promedio se acerca a sus límites biológicos, David Bishai, PhD, profesor del Departamento de Población, Familia y Salud Reproductiva de la Escuela Bloomberg afirma:

“Esto contradice la idea de que la salud global se puede mejorar simplemente inventando más cosas”, dice Bishai, y agrega que “por supuesto, la nueva tecnología ha sido esencial para avanzar en la esperanza de vida, pero nuestros predecesores en la década de 1950, progresaron de manera importante en términos de higiene, saneamiento y salud pública “.

El estudio

Bishai y Carolina Cardona, estudiante de doctorado en la Escuela Bloomberg, examinaron los datos de esperanza de vida para 139 países y calcularon la ganancia de forma decenal.

Esto significa que evaluaron la ganancia de un año dado a una década más tarde, durante el período 1950 al 2009.

Para la muestra total, el análisis reveló que, la ganancia media por década comenzó con un impresionante 9.7 años durante la década de 1950, pero disminuyó de manera más o menos constante a solo 1,9 años durante la década de 2000. El estudio no desglosó los datos por país o región.

La esperanza de vida disminuye a nivel mundial

La disminución de la esperanza de vida es un fenómeno global

Cardona y Bishai estratificaron los países de la muestra según sus expectativas de vida, y descubrieron que los países con una esperanza de vida al nacer de al menos 71 años, disminuyeron de una ganancia media de 4,8 años en la década de 1950, a 2,4 años del 2000 al 2010.

Ese resultado no fue sorprendente, dado que las expectativas de vida en estos países, se acercan a la vida útil máxima de 71 a 83 años.

Sin embargo, los investigadores encontraron que la disminución es más pronunciada, en países con una esperanza de vida menor a 51 años.

Para estos países, el cambio medio decenal en la esperanza de vida disminuyó continuamente desde 7,4 años en la década de 1950, a una pérdida preocupante de 6,8 años en la década de 2000.

En otras palabras, estos países pasaron de experimentar grandes ganancias a fuertes disminuciones en la esperanza de vida.

Las causas

David M. Bishai, PhD
David M. Bishai, PhD

Bishai señala que la pandemia de VIH / SIDA, que tuvo mayor efecto en los países de baja esperanza de vida, es un factor en esta tendencia, pero no la explica por completo.

“La desaceleración en el incremento de la expectativa de vida, comenzó antes de que el sida apareciera en los años 80 y 90 y ocurrió incluso en regiones que no tenían grandes problemas con esta enfermedad”, dice.

Otro factor potencial, se relaciona con los cambios en los métodos utilizados para calcular la esperanza de vida entre 1950 y 2009, pero Bishai piensa que esto no explica totalmente el fenómeno. “La tendencia a la desaceleración persistió durante la década de 1970 y 2000 cuando los demógrafos comenzaron a utilizar métodos más modernos”.

Él sospecha que un factor importante de esta tendencia es la gobernabilidad de algunos países. “Hoy en día, los países con una esperanza de vida persistentemente baja, son generalmente estados frágiles; y algunos ni siquiera están tratando de aumentar su esperanza de vida”, dice Bishai.

Esto sugiere, que los esfuerzos globales de salud pública, deben ir más allá de brindar nuevas tecnologías médicas.

“También necesitamos promover la voluntad política y el consenso social en la aplicación de las medidas de salud pública, en los países que más lo necesitan.”


Fuente

Cardona, C. and Bishai, D. 2018. The slowing pace of life expectancy gains since 1950. BMC Public Health. 18, 1 (Jan. 2018). DOI:https://doi.org/10.1186/s12889-018-5058-9.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Como Usa Google la Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies