Nuevo antioxidante revierte envejecimiento vascular entre 15 a 20 años

Según una nueva investigación de la Universidad de Colorado en Boulder, los adultos mayores que toman un nuevo antioxidante que se dirige específicamente a los centros celulares o mitocondrias; ven cambios vasculares relacionados con la edad, invertidos en el equivalente de 15 a 20 años en un lapso de seis semanas.

El estudio, publicado esta semana en la revista American Heart Association Hypertension , se suma a un creciente cuerpo de evidencia que sugiere que los suplementos nutricionales de grado farmacéutico, o nutracéuticos, podrían desempeñar un papel importante en la prevención de enfermedades cardíacas.

También resucita la noción de que los antioxidantes orales, que en general han sido descartados como ineficaces en los últimos años, podrían cosechar beneficios medibles de salud si se los enfoca adecuadamente, dicen los autores.

“Este es el primer ensayo clínico que evalúa el impacto de un antioxidante mitocondrial específico sobre la función vascular en humanos. Sugiere que terapias como esta pueden ser muy prometedoras para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares relacionadas con la edad”.

Matthew Rossman, autor principal e investigador postdoctoral en el departamento de fisiología integrativa.

La enfermedad cardiaca podría reducirse en un 13%

Para el estudio, Rossman y el autor principal Doug Seals, director del Laboratorio de Fisiología Integral del Envejecimiento, reclutaron a 20 hombres y mujeres sanos de entre 60 y 79 años del área de Boulder.

Nuevo antioxidante revierte envejecimiento vascular entre 15 a 20 años

La mitad tomó 20 miligramos por día de un suplemento llamado MitoQ, fabricado mediante la alteración química de la coenzima Q10, para que se adhiera a las mitocondrias dentro de las células. La otra mitad tomó un placebo.

Crédito de la imagen: https://www.mitoq.com/supplements/mitoq-5mg-capsules-60-triple-pack.html?___store=

Después de 6 semanas, los investigadores evaluaron la función del revestimiento de los vasos sanguíneos, o el endotelio, midiendo la dilatación de las arterias de los sujetos al aumentar el flujo sanguíneo.

Luego, y después de un período de “lavado” de dos semanas sin tomar nada, los dos grupos cambiaron, con el grupo placebo tomando el suplemento, y viceversa. Las pruebas fueron repetidas.

Los investigadores descubrieron que al tomar el suplemento, la dilatación de las arterias de los sujetos mejoró en un 42%, haciendo que sus vasos sanguíneos, al menos en esa medida, se parezcan a los de alguien entre 15 y 20 años más joven.

Si una mejora de esta magnitud se mantiene, se podría asociar con una reducción alrededor del 13% en la enfermedad cardíaca, dijo Rossman. El estudio también mostró que la mejora en la dilatación se debió a una reducción en el estrés oxidativo.

En los participantes que, en condiciones de placebo, tenían arterias más rígidas, la administración del suplemento se relacionó con una rigidez reducida.

La rigidez a los vasos sanguíneos y los antioxidantes

Los vasos sanguíneos se vuelven rígidos con la edad en gran medida como resultado del estrés oxidativo, debido a la excesiva producción de unos subproductos metabólicos llamados radicales libres, que pueden dañar el endotelio y afectar su función.

Cuando se es joven, el cuerpo produce suficientes antioxidantes para saciar esos radicales libres. Pero con la edad, las mitocondrias y otros procesos celulares producen un exceso de radicales libres, y las defensas antioxidantes del cuerpo no pueden mantenerse al día, dijo Rossman.

Los suplementos orales antioxidantes como la vitamina C y la vitamina E, cayeron en desgracia después de que los estudios mostraron que no eran efectivos.

“Este estudio insufla nueva vida a la teoría desacreditada de que complementar la dieta con antioxidantes puede mejorar la salud. Sugiere que al apuntar a una fuente específica, las mitocondrias, puede ser la mejor forma de reducir el estrés oxidativo y mejorar la salud cardiovascular que se deteriora con el envejecimiento”.

Doug Seals.


Fuente

Rossman, M. J., Santos-Parker, J. R., Steward, C. A. C., Bispham, N. Z., Cuevas, L. M., Rosenberg, H. L., … Seals, D. R. (2018). Chronic Supplementation With a Mitochondrial Antioxidant (MitoQ) Improves Vascular Function in Healthy Older Adults. Hypertension, HYPERTENSIONAHA.117.10787. https://doi.org/10.1161/hypertensionaha.117.10787

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Como Usa Google la Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies