Otra razón adicional para dejar de tomar gaseosa

Los adultos mayores de 45 años que consumen grandes cantidades de bebidas azucaradas como refrescos y jugos de frutas (azucaradas) pueden tener un mayor riesgo de muerte por enfermedades cardíacas u otras causas, en comparación con aquellos que beben menos bebidas azucaradas.

Éstos son los resultados de la investigación preliminar presentada en una de las sesiones científicas de epidemiología de la Asociación Estadounidense del Corazón. Un importante intercambio mundial de los últimos avances en ciencia cardiovascular poblacional, para investigadores y médicos.

Las bebidas azucaradas incrementan considerablemente el riesgo de muerte

Entre los participantes del estudio, aquellos que solían beber 24 onzas (3 tazas) o más de bebidas azucaradas por día, tenían el doble de riesgo de muerte por enfermedad coronaria en comparación con aquellos que bebían menos de 1 onza (1/4 de taza).

Además, también se presentó un mayor riesgo de muerte por todas las causas, incluidas otras enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, el estudio no encontró ningún vínculo entre el consumo de alimentos azucarados y un mayor riesgo de muerte, una distinción que según los investigadores podría estar relacionada con la forma en que el cuerpo procesa las bebidas azucaradas y los alimentos.

Varios estudios han demostrado una asociación entre el azúcar agregado, la obesidad y varias enfermedades crónicas.

Sin embargo, pocos han podido observar la asociación entre el aumento del consumo de azúcar y muerte por cualquier causa.

Es importante señalar que este estudio, identifica una tendencia y no prueba causa y efecto.

“Existen dos interrogantes que queríamos entender.

¿Los azúcares añadidos aumentan el riesgo de muerte por enfermedad cardíaca u otras causas?

Y de ser así, ¿existe una diferencia entre las bebidas endulzadas con azúcar y las azucaradas en términos de riesgo de muerte?

Bebidas azucaradas relacionadas con riesgo de muerte
Creemos que este estudio agrega datos sólidos a los existentes y resalta la importancia de minimizar el consumo de bebidas azucaradas en nuestra dieta”. Jean Welsh, Ph.D., MPH, autora del estudio. Profesora asistente de la Universidad de Emory y directora de investigación de Children’s Healthcare of Atlanta.

La tendencia encontrada en el estudio

Este estudio utilizó datos de un estudio longitudinal realizado en EE. UU. a 30.183 adultos blancos y negros mayores de 45 años. El título del estudio es “Razones en las diferencias geográficas y raciales en accidentes cerebrovasculares (REGARDS)”

La población final del estudio fue de 17.930 después de excluir personas con antecedentes autoinformados de enfermedad cardíaca, apoplejía y diabetes tipo 2.

Este tipo de estudio está diseñado para encontrar una asociación o tendencia, no para probar causa y efecto.

Los investigadores calcularon el consumo de alimentos y bebidas azucaradas utilizando un cuestionario de frecuencia de alimentos.

Las bebidas endulzadas con azúcar incluyeron aquellas pre-edulcoradas, como refrescos y bebidas de frutas.

Los alimentos endulzados con azúcar incluían postres, dulces, alimentos endulzados para el desayuno, así como alimentos a los que se les habían agregado edulcorantes que contenían calorías como azúcares o jarabes.

Los participantes fueron seguidos aproximadamente durante 6 años. Los investigadores usaron los registros de defunción para ver la causa de la muerte, centrándose en muertes por enfermedades del corazón como ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca y muertes por todas las demás causas.

Los investigadores observaron este efecto cuando igualaron estadísticamente a los participantes con respecto a ingresos, raza, educación, historial de tabaquismo y actividad física.

Cuando controlaron los factores de riesgo conocidos de enfermedad cardíaca, como el consumo total de calorías, presión arterial alta, anomalías en los lípidos sanguíneos o el peso corporal, el efecto permaneció.

¿Porque las bebidas azucaradas y no alimentos azucarados incrementan el riesgo de muerte?

Los investigadores no vieron ningún aumento en el riesgo con el consumo de alimentos azucarados.

La diferencia entre bebidas y alimentos azucarados en términos de riesgo de muerte, se debe a que la cantidad y frecuencia en el consumo de bebidas azucaradas, en combinación con el poco o ausente contenido de nutrientes, resulta en una inundación de azúcares que necesitan ser metabolizados, dijo Welsh.

En cambio, cuando las personas consumen azúcares en los alimentos, a menudo se combinan con otros nutrientes como grasas y proteínas que ralentizan el metabolismo, y explican los diferentes efectos observados entre el consumo de bebidas Vs el consumo de alimentos azucarados.

“Sabemos que si los proveedores de atención médica no preguntan a los pacientes sobre las prácticas de estilo de vida, relacionadas con la obesidad y otras enfermedades crónicas, los pacientes tienden a pensar que no son importantes.

El simple hecho de preguntar a los pacientes sobre su consumo de bebidas azucaradas es muy valioso”. Jean Welsh, Ph.D.


Fuente

Drinking sugary drinks may be associated with greater risk of death. American Heart Association’s Epidemiology and Prevention. https://www.heart.org/HEARTORG/. Published March 23, 2018. Accessed March 23, 2018.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Como Usa Google la Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies