Virus

Ultima actualizacion: marzo 4th, 2018 at

Tratamiento natural de virus: dependiendo del virus y el estado de salud de una persona, los virus pueden infectar cualquier tipo de tejido en el cuerpo.

Las infecciones virales no pueden ser tratadas con antibióticos; de hecho, en algunos casos, el uso de antibióticos podría ser que la infección empeore.

La mayoría de infecciones virales humanas son combatidas con eficacia por el propio sistema inmunológico del cuerpo, con ayuda de una dieta adecuada, hidratación, descanso y algunos suplementos que pueden ser útiles no sólo en el tratamiento sino en la prevención. En algunos casos, el tratamiento, puede depender del tipo y la localización del virus y puede ser necesaria la utilización de medicamentos antivirales.

Tratamiento natural de virus con vitaminas, hierbas, y suplementos

La función del sistema inmune humano es defender el cuerpo contra los invasores. Microbios (gérmenes o microorganismos), células cancerosas, tejidos u órganos trasplantados están interpretados por un sistema inmunológico saludable como algo contra lo que se debe defender.

A pesar que el sistema inmunológico es extremadamente complejo, su estrategia básica es simple: reconocer al enemigo, movilizar las fuerzas y atacar.

Sistemas naturales para mantener o reforzar el sistema inmunológico.

Sueño:

El sueño es una de las formas más eficientes e importantes de estimular el sistema inmunológico y reducir el riesgo de contraer infecciones virales y bacterianas.

El insomnio crónico puede conducir a una deficiencia importante del sistema inmune.

Una buena manera de asegurar un sueño profundo y reparador es a través de la actividad física diaria, evitar los refrescos azucarados, o con cafeína porque estas bebidas pueden interferir con el su sueño y alterar su capacidad para combatir infecciones.

Ejercicio:

Ejercicio moderado mínimo tres veces a la semana ya que una actividad física excesiva y prolongada reduce temporalmente la función del sistema inmunológico.

Sin embargo, el estrés que causa un entrenamiento intensivo sobre la función inmune puede ser minimizado con un sueño adecuado.

Nutrición adecuada:

Evite períodos de restricción energética por bajo consumo de alimentos, consuma una dieta bien equilibrada que satisfaga las necesidades de energía y nutrientes, evite las deficiencias de micro nutrientes (especialmente el hierro, zinc y vitaminas a, D, E, B6 y B12), y evite el consumo excesivo de azúcar.

No olvide consumir una cantidad adecuada de carbohidratos durante las sesiones prolongadas de entrenamiento, y trate de consumir suplementos o alimentos ricos en probióticos que contienen bacterias intestinales amigables importantes para reforzar el sistema inmunológico.

En un artículo del “American Journal of Clinical and Experimental Immunology” en el 2013,  habla del efecto diferencial sobre la inmunidad medida por células en voluntarios humanos después de la ingesta de diferentes lactobacilos.

La estimulación de células T CD8 (+) y células T NK sugiere que la ingesta de probióticos puede mejorar la defensa inmune contra, infecciones virales o tumores dice el artículo.

Consuma bastante ajo, cebolla y hierbas culinarias, como clavo de olor:

Incorpore en su dieta Bayas, son fuentes ricas en compuestos bioactivos, tales como fenólicos y ácidos orgánicos, con muy buenas propiedades antimicrobianas.

Las uvas rojas y los arándanos contienen compuestos llamados estilbenoides, que funcionan con la vitamina D para aumentar la expresión del gen humano catelicidina antimicrobiano péptido

Exposición al sol:

La exposición excesiva al sol puede traer problemas importantes en la piel, sin embargo, tenga en cuenta que con una exposición regular y controlada debe asegurarse por lo menos 400 U de vitamina D al día, y algunas personas con poca o ninguna exposición solar pueden requerir hasta 2000 U al día.

Frutas y verduras:

Mantenga un equilibrio adecuado de frutas y verduras en su dieta, ya que éstas contienen flavonoides con propiedades anti bacterianas y antivirales importantes.

Dejar de fumar:

Los efectos nocivos del tabaco están bien documentados desde hace mucho tiempo, y entre ellos existe un estudio particular que confirma daños importantes de la nicotina (principal componente del humo del tabaco) al sistema inmune.

En un estudio realizado por el Centro de control de enfermedades de Estados Unidos, entre los años 1985 a 1986, a una muestra aleatoria de 4462 hombres fumadores veteranos de Vietnam, se pretendió identificar la relación entre el hábito de fumar cigarrillos y dejar de fumar con las medidas del sistema inmune en hombres de mediana edad.

Se evidenciaron mejoras significativas en el sistema inmune de aquellos que dejaron de fumar versus aquellos que no dejaron el hábito.

También existen numerosos estudios que confirman la relación del tabaquismo con varias enfermedades periodontales, algunas de ellas causadas por virus.

Mantenga un consumo moderado pero regular Te

El Te parece estimular el sistema inmunológico. Los resultados a favor del te como elemento benéfico para el sistema inmune, según los estudios de laboratorio, parece deberse a un ingrediente que se encuentra en el te negro, y el te verde, que aumentaron la capacidad de las células del sistema inmune para atacar a un invasor.

Masaje y relajación:

La terapia de masaje asi como la meditación, el yoga, o cualquier disciplina que serene la mente y mantenga una respiración relajada reducen los niveles de cortisol significativamente.

Las infecciones por virus se pueden reducir con un simple lavado de manos.

En el caso de los virus respiratorios de cepas y pandemias mortales, el lavado de manos con regularidad es una manera sencilla y eficaz para impedir su propagación.

Este tipo de barreras físicas naturales, tales como el lavado frecuente de manos, el uso de mascarillas, y guantes, son más eficaces que los medicamentos para prevenir la propagación de virus respiratorios como la gripe y el SARS (síndrome respiratorio agudo severo).

La respiración se puede propagar la infección por virus

Aunque es bien sabido que la tos y el estornudo generar gotitas que diseminan los virus respiratorios, el doctor el Dr. Euan R. Tovey , afirma que los virus también se pueden diseminar con el simple acto de respirar, porque también se generan pequeñas partículas que transportan virus.

Una persona puede estar sentada al lado de alguien con síntomas aparentes, en cualquier lugar público, y por lo menos en teoría podría contagiarse dice un articulo del  Journal of Medical Virology, 2009.

A continuación una lista parcial de los virus más comunes:

Virus del herpes:

Infección por el virus del herpes se produce sobre todo en la boca, región genital y en algunos casos foliculitis.

Hay ocho miembros de la familia Herpesviridae:

  • Herpes simplex virus-1 (HSV-1), HSV-2
  • Virus de la varicela-zoster que causa la foliculitis herpetica
  • Virus de Epstein-Barr
  • Citomegalovirus
  • Virus del herpes humano -6
  • Virus del herpes humano -7
  • Virus del herpes humano -7

Las enfermedades causadas por virus de la familia Herpesviridae son tratados con y gestionados por medio de terapias antivirales sistémicas y tópicas y fármacos inmunomoduladores.

Debido a que este tipo de virus establece un estado de latente en los huéspedes, son necesarias las terapias con agentes antiherpéticos, tales como análogos de nucleósidos, sólo para el control de los síntomas y la prevención de los brotes.

Los medicamentos mas comunes utilizados para las infecciones del virus del herpes genital y oral incluyen aciclovir y valaciclovir.

Sin embargo, existen una gran variedad de tratamientos naturales y remedios caseros, algunos de ellos han sido objeto de estudio con resultados prometedores.

Bocavirus humano (HBoV):

Se asocia con infecciones de las vías respiratorias, especialmente en lactantes y niños pequeños.

Virus de la fiebre de Chikungunya:

Este es un virus transmitido por mosquitos que ha infectado alrededor de unas 150,000 personas. La fiebre Chikunguña para la cual no existe cura fue identificada por primera vez en Tanzania en 1952, se caracteriza por fiebre alta, erupciones cutáneas severas y puede ser extremadamente dolorosa.

La fiebre Chikunguña generalmente se resuelve o si sola en tres o siete días, excepto por el dolor en las articulaciones que puede persistir durante meses o incluso años. No existe un tratamiento específico para la infección, o vacuna para el Chikungunya

Virus Coxsackievirus B:

Se transmite a través de elementos o agua contaminados, y obtiene acceso al cuerpo por la boca, transmisión fecal u oral e incluso por las secreciones mucosas infectadas. Las variedades de este virus pueden causar varias enfermedades:

  • Miocarditis.
  • Pericarditis.
  • Conjuntivitis hemorrágica aguda.
  • Pleurodinia (Enfermedad de Bornholm).
  • Fiebre aftosa humana o Enfermedad de “la mano, el pie y la boca”.
  • Meningitis.
  • Onicomadesis (Despegamiento de la uña que comienza en la lúnula)
  • Cistitis aguda.

Citomegalovirus:

Es una causa común de infecciones de útero, pero su impacto en los resultados del embarazo no se entiende completamente, sin embargo, provoca una considerable enfermedad y discapacidad en los niños que adquieren la infección en el útero.

A pesar de las terapias antivirales potentes, El CMV sigue siendo una causa importante de enfermedades en pacientes inmuno-comprometidos por condiciones como el VIH.

Virus del Ébola:

Un fármaco derivado de una hierba medicinal china tetrandrina ha mostrado resultados prometedores para combatir la infección del Ébola, aprisionando con eficacia el virus dentro de las células por lo que no puede hacer los daños catastróficos que generalmente causa.

Virus de Epstein-Barr:

El virus de Epstein-Barr se asocia con el linfoma de Burkitt  La infección con este virus resulta en mononucleosis infecciosa, que afecta principalmente a los adolescentes y adultos jóvenes, y duplica el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple (EM) en su vida futura.

Hantavirus:

Los huéspedes naturales de los hantavirus son algunos roedores que generalmente desarrollan una infección persistente de desprendimiento prolongado a través de sus excreciones. La infección por hantavirus humano sigue a la exposición al virus en la saliva de roedores o las heces

A diferencia de la infección asintomática en los roedores, los hantavirus causan dos enfermedades febriles agudas en el ser humano: la fiebre hemorrágica con síndrome renal (FHSR) y el síndrome pulmonar por hantavirus (SPH)

La tasa de mortalidad varía de 0,1% a 40%, dependiendo del virus en cuestión. Hasta ahora, el único tratamiento para HPS es la atención inmediata, y la supervivencia depende de la detección temprana, la hospitalización y el apoyo intensivo.

La transmisión de hantavirus para los seres humanos se puede prevenir con medidas integrales de control de roedores, incluyendo el sellamiento de orificios en edificios, la caza de roedores, la limpieza de las posibles fuentes de alimentos para roedores y áreas de anidación, evitando obviamente la contaminación durante la limpieza.

Virus de la Hepatitis B:

Actualmente, el virus de la hepatitis B infecta a más de 400 millones de personas en todo el mundo y a pesar de la disponibilidad de la vacuna contra la hepatitis B, la prevalencia global de la infección ha disminuido muy poco en los últimos años.

El tratamiento del virus de la hepatitis B en situaciones complejas, tales como la co-infección con el virus de la inmunodeficiencia humana o terapia inmunosupresora sigue siendo un reto. El uso de la vacuna contra la hepatitis B se ha demostrado que reduce la incidencia de nuevas infecciones en muchas regiones.

Para disminuir la prevalencia de la infección por hepatitis B en todo el mundo, se requerirán cambios en el comportamiento de alto riesgo y el uso amplio de la vacunación.

Virus de la hepatitis E:

El virus de la hepatitis E en es una causa importante de brotes de hepatitis viral en los países tropicales y subtropicales, pero poco frecuente en los países industrializados.

Generalmente se transmite a través de agua contaminada con materia fecal que es el vehículo habitual.

La infección con el virus de la hepatitis E resulta una ictericia moderadamente grave que es auto limitante en la mayoría de los pacientes.

Los adultos jóvenes, de 15 a 30 años de edad, son los principales objetivos de la infección, y la tasa de mortalidad general es de 0,5 a 3,0%. Sin embargo, la tasa de mortalidad durante el embarazo se aproxima al 15 y 25%, que ocurre con la muerte de la madre o el feto, aborto, parto prematuro, o la muerte del bebé

El virus de la coriomeningitis linfocítica:

Fue descubierto a mediados de la década de 1930 y fue uno de los primeros virus patógenos humanos en ser aislados.

La coriomeningitis  es una enfermedad infecciosa viral de roedores, que produce una meningitis aséptica, encefalitis, o meningoencefalitis.

Virus Marburg:

Virus Marburg, que se identificó por primera vez en 1967, pertenece al grupo de filovirus, que incluye el virus de Ébola. Actualmente no existen agentes eficaces para el virus de Marburg,

Las fuentes aparentes de este virus son los  Murciélagos de la fruta, que habitan en cuevas en ciertas partes de África

Virus del sarampión:

También conocido como rubeola, es una enfermedad causada por un virus del género Morbillivirus.

Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS):

Causas el síndrome respiratorio de oriente medio (MERS, por sus siglas en inglés) es una grave enfermedad. Causa, tos dificultad para respirar y fiebre. La tasa de mortalidad es de aproximadamente el 30% .

Virus Zika: Ver avances en el tratamiento de ZiKa

Hierbas y suplementos que podrían hacer el sistema inmune:

Lamentablemente, faltan muchas investigaciones en esta área para poder hacer recomendaciones definitivas, como regla general lo mejor es utilizar estas hierbas y suplementos por un tiempo limitado, a diferencia de un uso diario por meses o años.

Una dosis demasiado alta de estos suplementos, o su consumo durante mucho tiempo, pueden conducir efectos contrarios, o efectos secundarios negativos con los que no estamos familiarizados.

Sin embargo, existe un sin número de suplementos que participan al menos inicialmente en el apoyo o la promoción de un sistema inmunológico saludable.

Los suplementos mencionados en este artículo son apenas una pequeña fracción, destacando los más prometedores, sin embargo, hable con su médico antes de tomar cualquier suplemento o hierba.

Por favor, tenga cuenta que el sistema inmune es muy complicado y mientras que algunos de sus aspectos puede mejorarse con una determinada hierba o suplemento, otro puede ser dañado. También tenga en consideración, que cada persona es diferente en su función genética, dieta, estilo de vida, medio ambiente, hábitos de sueño etc.

  • Flavonoides
  • Calostro
  • Ajo bombilla
  • Vitamina C
  • Vitamina E
  • Zinc mineral
  • Andrographis paniculata
  • Astrágalo
  • Beta glucano
  • Echinacea
  • Saúco
  • Hierba Sello de Oro
  • Orégano
  • Probióticos
  • Cordyceps

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Como Usa Google la Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies