Humo de tercera mano tan peligroso como el humo de segunda

Desde hace casi 10 años, Investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley del Departamento de Energía (Berkeley Lab), identificaron que los residuos tóxicos que permanecen mucho después de que el cigarrillo se ha extinguido (humo de tercera mano), son un peligro importante para la salud.

Recientemente, un nuevo estudio ha encontrado que dichos residuos producidos por el humo de tercera mano también incrementa el riesgo de cáncer de pulmón en ratones.

Un equipo dirigido por Antoine Snijders, Jian-Hua Mao y Bo Hang de Berkeley Lab, informó por primera vez en 2017 que la exposición breve al humo de tercera mano se asocia con bajo peso corporal y cambios inmunitarios en ratones jóvenes.

En un estudio de seguimiento publicado recientemente en Clinical Science los investigadores y su equipo determinaron que la exposición temprana al humo de tercera mano, también se asocia con una mayor incidencia y gravedad de cáncer de pulmón en ratones.

Humo de tercera mano tan peligroso como el humo de segunda

¿Qué es el humo de tercera mano?

El humo de tercera mano hace referencia a los productos químicos que se depositan en objetos, ropa y polvo, mucho después de haberse extinguido el cigarrillo.

Algunos de estos químicos interactúan con las moléculas del aire para crear una mezcla tóxica que incluye compuestos potencialmente cancerígenos.

Estos compuestos inducen roturas bicatenarias (DSB) en el ADN que si no se reparan correctamente podrían conducir a tumorigénesis en ratones.

En este estudio, los investigadores han demostrado por primera vez que la exposición al humo de tercera mano induce cáncer de pulmón en ratones A / J en los primeros años de vida.

Que es el humo de segunda mano?

El humo de segunda mano es una combinación entre el humo que sale del extremo del cigarrillo y el que exhala el fumador.

Los residuos del humo de tercera mano son más peligrosos de lo que se cree

Los estudios de campo en EE. UU.  y China han confirmado que la presencia de humo de tercera mano en ambientes interiores es generalizada, y los métodos de limpieza tradicionales no son efectivos para eliminar sus residuos.

Debido a que la exposición al humo de tercera mano puede ocurrir por inhalación, ingestión o absorción a través de la piel, los bebes que gatean y / o se encuentran en la fase oral tienen mayores probabilidades de entrar en contacto con superficies contaminadas y, por lo tanto, son los más vulnerables a los efectos dañinos de los residuos generados por el humo de tercera mano.

En este nuevo estudio realizado por los investigadores del Berkeley Lab, una cohorte experimental de 24 ratones A / J (una cepa susceptible al desarrollo espontáneo de cáncer de pulmón), se alojó con trozos de tela impregnados con humo de tercera mano desde la cuarta a la séptima semana de edad.

Se estimó que la dosis  que recibieron los ratones, fue alrededor de 77 microgramos diarios por kilogramo de peso corporal, comparable a la exposición e ingesta de un niño pequeño que vive en un hogar de fumadores.

Cuarenta semanas después de la última exposición se encontró que estos ratones tenían una mayor incidencia de cáncer de pulmón (adenocarcinoma), y  mayor tamaño y número de tumores en comparación con 19 ratones de control.

El estudio también revela lo que sucede a nivel molecular y celular

Si las toxinas del humo de tercera mano dañan el ADN celular y el daño no se repara adecuadamente, puede dar lugar a mutaciones que posiblemente conduzcan a que las células se tornen cancerosas.

Para investigar más a fondo el mecanismo por el cual el humo de tercera mano promueve la formación de tumores, el equipo realizó estudios in vitro utilizando células cultivadas de cáncer de pulmón humano.

Estos estudios indicaron que la exposición al humo de tercera mano indujo roturas de doble cadena de ADN y aumento de la proliferación celular y formación de colonias.

Además, el análisis de secuenciación de ácido ribonucleico (ARN) reveló que la exposición al humo de tercera mano causaba estrés del retículo endoplasmático y señalización activada de p53 (supresor tumoral).

Los datos fisiológicos celulares y moleculares indican que la exposición temprana al humo de tercera mano se asocia con un mayor riesgo de cáncer de pulmón.


Fuente

Marston, H. D., Paules, C. I., & Fauci, A. S. (2018). Monoclonal Antibodies for Emerging Infectious Diseases — Borrowing from History. New England Journal of Medicine. https://doi.org/10.1056/nejmp1802256

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Como Usa Google la Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies